Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre de 29 años, herido grave en el accidente de un ultraligero en El Álamo

Un hombre de 29 años, cuya identidad no fue facilitada, resultó herido grave después de que el ultraligero motorizado en el que viajaba efectuara un aterrizaje forzoso en el aeródromo de Casarrubios del Monte, en los lindes entre Madrid y Toledo.

El siniestro ocurrió a las 11.15 de ayer, cuando el aparato, por causas que están siendo investigadas, se precipitó contra el suelo en los alrededores de El Álamo nada más despegar.

Los facultativos del Summa que fueron al lugar del accidente comprobaron que uno de los ocupantes de la aeronave, un hombre de 29 años que iba de copiloto, podría tener una lesión medular, por lo que fue trasladado en el helicóptero hasta el hospital 12 de Octubre de Madrid, donde permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI) para politraumatizados. El jefe de guardia del centro hospitalario, señaló ayer por la tarde que el herido se encontraba estable, consciente y que no se temía por su vida.

El piloto del aparato, de unos 35 años, presentaba erosiones y contusiones en uno de sus brazos, y no requirió ser evacuado a ningún centro hospitalario. Los dos accidentados eran usuarios habituales del aeródromo.

La Guardia Civil y la Dirección General de Aviación Civil investigan ahora las causas del siniestro. Un portavoz del aeródromo explicó ayer que "posiblemente el piloto se encontró con algún problema al despegar, bien del aparato o meteorológico, viró para volver a la pista y cuando vio que no llegaba intentó aterrizar en el campo". Este portavoz informó de que el ultraligero es de la marca Tecnam, modelo P-92, y que su historial de revisiones estaba en regla.

El accidente de ayer es el segundo que sufre el aeródromo de Casarrubios del Monte en 2006. El pasado 18 de abril un instructor de vuelo de 21 años y su alumna de 19 murieron después de chocar en el aire contra otro aparato de otra escuela de vuelo, ésta con base en el aeródromo de Cuatro Vientos. La Dirección General de Aviación Civil investiga ambos siniestros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de septiembre de 2006