Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Bruno Kirby, actor

Trabajó en 'El Padrino II' y en 'Cuando Harry encontró a Sally'

Bruno Kirby nació el 28 de abril de 1949 en Nueva York. Actor de cine y televisión, actuó en papeles secundarios bajo las órdenes de Francis Ford Coppola, Alan Parker y Paul Verhoeven, en películas como Cuando Harry encontró a Sally, El Padrino II y Cowboys de ciudad, y en series como Canción triste de Hill Street y Mash. Falleció el 14 de agosto en Los Ángeles, a los 57 años.

El actor Bruno Kirby, que alcanzó cierta popularidad entre los aficionados gracias a su trabajo en dos de las comedias más reconocidas de Billy Cristal, Cuando Harry encontró a Sally y Cowboys de ciudad, falleció el pasado día 14 de agosto en Los Ángeles, a los 57 años, a causa de una leucemia que le había sido diagnosticada recientemente.

Bruno Giovanni Quidaciolu nació el 28 de abril de 1949 en Nueva York, hijo del también actor Bruce Kirby. Desde su adolescencia idolatró el trabajo de su padre y decidió seguir sus pasos, para debutar con sólo 22 años en el mundo del cine: lo hizo en 1971, con un mediocre drama titulado The Young graduates. De inmediato pasó a trabajar en producciones televisivas, labor que nunca abandonaría a lo largo de su carrera: series como Mash y Room 222 contaron con su primeriza presencia.

De manera un tanto inesperada, en 1974 le llegó una gran oportunidad de la mano de Francis Ford Coppola, que lo contrata para formar parte del reparto de la legendaria El Padrino II, en la que se haría cargo del personaje del joven Clemenza, uno de los acompañantes habituales de Vito Corleone, que en esta entrega de las películas mafiosas de Coppola estaba interpretado por Robert de Niro.

La carrera de Kirby, sin embargo, nunca llegaría a despuntar más allá de la de un mero secundario moderadamente popular, pese a tratarse de un intérprete ciertamente versátil, que se movía con igual comodidad en los terrenos del drama y la comedia. Cierto es que, a raíz de sus colaboraciones con Billy Cristal, su rostro ya fue reconocible para los aficionados de todo el mundo, pero queda en el aire lo que hubiera sido de su trayectoria caso de encontrar un personaje estrella que hubiese contribuido a auparlo al estrellato.

Durante la década de los ochenta, Kirby no dejó de trabajar y participa en un sinfín de producciones, casi todas ellas de tono menor, aunque también prestó sus servicios a series tan relevantes como Canción triste de Hill Street y Fama, y relanzó un tanto su labor cinematográfica gracias a Rob Reiner: el cineasta contó con Kirby en su película de culto This is Spinal tap (1984); también se puso a las órdenes de Alan Parker en Birdy (1984) y Paul Verhoeven en Los señores de acero (1985).

Su carisma y simpatía como intérprete fueron aprovechadas también por un director tan notable como Barry Levinson en dos filmes de 1987, Dos estafadores y una mujer y la popular Good morning, Vietnam. Dos años después, Kirby se reencontró con Rob Reiner para interpretar el que quizá sea su personaje más recordado: Jess, el amigo íntimo de Billy Cristal en Cuando Harry encontró a Sally.

Lo años noventa encontrarían en Kirby a un actor siempre agradecido, de notable vis cómica y sin pretensiones de estrella: incluso debutó en las tablas de Broadway sustituyendo a Kevin Spacey en la obra de Neil Simon Lost in yonkers; su talento brilló en el cine en Cowboys de ciudad, de nuevo junto a Cristal y también en dramas potentes como Sleepers (1996) y Donnie Brasco (1999), en la que mostraba una apreciable solidez midiendo fuerzas con Al Pacino y Johnny Depp.

Tras una curiosa participación prestando la voz en Stuart little, sus últimos años actorales se desarrollaron en productos para la pequeña pantalla como The jury y El séquito.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de septiembre de 2006