Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Ciclismo | Consecuencias de la Operación Puerto

Ullrich y Sevilla, ante la justicia alemana

La fiscalía de Bonn abre un sumario por presunta estafa de los dos ciclistas al T-Mobile

La fiscalía de Bonn, en Alemania, abrió ayer un sumario contra el ciclista español Óscar Sevilla y el alemán Jan Ullrich, así como contra el ex director deportivo de su ex equipo, el T-Mobile alemán, Rudy Pevenage, al entender que podrían haber incurrido en un delito de estafa contra su antigua escuadra. Ullrich, Sevilla y Pevenage fueron excluidos del Tour de Francia por el conjunto alemán, que posteriormente les expulsó de sus filas por su presunta implicación en la Operación Puerto -la investigación de la Guardia Civil que descubrió una red paneuropea de dopaje con centro en Madrid- cuyo sumario adelantó este periódico. Ullrich aparecía identificado en los listados de clientes del médico Eufemiano Fuentes, presunto muñidor de la trama de dopaje, como el hijo de Rudicio, en referencia a Rudy Pavenage, según fuentes de la Guardia Civil.

MÁS INFORMACIÓN

El tribunal responde así a la demanda presentada por Britta Bannenberg, ex atleta, criminóloga y catedrática de la Universidad alemana de Bielefeld, que sostiene que Jan Ullrich, Óscar Sevilla y Rudy Pevenage incurrieron en fraude porque lograron premios y sueldos con la ayuda de sustancias dopantes que nunca hubieran podido alcanzar sin ellas.

La apertura del sumario ha sido anunciada por Fred Apostel, fiscal superior del Tribunal de Bonn, en el semanario germano Focus, donde especifica que la investigación abierta tiene relación con las acusaciones de dopaje contra los dos ciclistas profesionales. "No quiero pronunciarme sobre la posibilidad de que nuestras investigaciones den lugar a actuaciones concretas", explicó, sin embargo, el fiscal en la revista. El semanario Focus asegura que los investigadores germanos esperan actualmente la llegada desde España de las transcripciones de las escuchas telefónicas que presuntamente prueban la relación entre Ullrich y el médico y figura clave del escándalo de dopaje Eufemiano Fuentes.

Bannemberg presentó su demanda en julio. Consultada por este periódico, la catedrática explicó las razones de la demanda : "Me ocupo de estos asuntos de forma empírica, como investigadora", argumentó. "Desde que empezó la indagación contra los ciclistas nos preguntamos si con el Derecho Penal alemán sería posible iniciar un proceso. Hace tiempo que se debate la necesidad de una ley antidopaje o de tipos legales que penalicen el dopaje en el deporte. Carecemos de algo así. Tampoco está tipificado como delito el soborno a los árbitros, como se vio en el caso de Hoyzer

[árbitro alemán condenado por amañar partidos]. Así que hay que recurrir a las leyes de regulación de los medicamentos".

Por otra parte, Jan Ullrich renunció ayer a una indeminización millonaria al aceptar su despido del equipo T-Mobile. La decisión, calificada de "inesperada" por el semanario Der Spiegel, lo que supone la pérdida de todo derecho a reclamar algún tipo de indemnización por abandonar el conjunto germano. Sin embargo, esa renuncia "no ha sido voluntaria", según expertos en derecho laboral consultados por la revista, que consideran que Ullrich se ha visto perjudicado por unas declaraciones realizadas "a la ligera" el 17 de agosto por su manager, Wolfgang Strohband. Strohband dijo entonces que "Jan no volverá con seguridad a subirse a un sillín para el T-Mobile. Ese capítulo está definitivamente cerrado para nosotros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de agosto de 2006