Garzón advierte a Batasuna de que será responsable de lo que ocurra el domingo

Barrena declara que cuando animó a ir a la manifestación no conocía la desconvocatoria

El juez Baltasar Garzón dirigió anoche un requerimiento a cada uno de los cinco dirigentes de Batasuna convocados en la Audiencia Nacional en el que les advirtió de que la manifestación del domingo en San Sebastián es ilegal y su desarrollo puede acarrear medidas cautelares de carácter personal tanto a los convocantes como a los dirigentes. El magistrado también les ordenó la desaparición de los carteles con el anagrama de la formación apoyando la marcha y prohibió cualquier acto de agitación o propaganda a los que se refiere una "circular especial" interna de Batasuna.

Más información

La manifestación de la izquierda abertzale del domingo en San Sebastián, convocada por un particular y posteriormente desconvocada, y la posterior rueda de prensa en la que Batasuna animó públicamente a participar en la marcha, acabaron con la paciencia del juez Baltasar Garzón, que ayer convocó a cinco dirigentes de la formación y les dejó claro que, si hay manifestación, su situación podría cambiar con la adopción de medidas cautelares "de carácter personal". Aunque no especificó cuáles, los imputados saben que no cabe excluir la prisión provisional en caso de incumplimiento de la advertencia.

Nueva convocatoria

Anoche se conoció que hay una nueva convocatoria de manifestación para el domingo, instada por otra particular, María Jesús Aguirre Aristegui. Garzón, que se enteró a través del delegado de la Ertzaintza en la Audiencia Nacional, remitió al Gobierno vasco un oficio pidiendo información sobre la convocante, sobre si hay coincidencia de horarios e itinerarios y, en definitiva, si esa nueva marcha pretende sustituir a la apoyada por Batasuna, o no guarda relación con aquélla. También recabó informes de la Unidad Central de Inteligencia y de la Guardia Civil.

Por la tarde, respondiendo al llamamiento del juez, los dirigentes abertzales Pernando Barrena, Ángel María Elkano, Mikel Zubimendi, Aizpea Abrisketa y Asier Arraiz, acompañados del abogado Kepa Landa, comparecieron en la Audiencia Nacional, junto al convocante inicial de la manifestación, José Luis Sayés, citado como testigo.

El portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, declaró ante Garzón que se desvinculaba de la manifestación y no asumía la convocatoria. Barrena explicó que cuando el miércoles hizo un llamamiento a la participación en la marcha no sabía que el acto había sido desconvocado por el peticionario inicial, José Luis Sayés. Éste explicó que había retirado la convocatoria porque se había visto "sobrepasado" por los acontecimientos. Los demás dirigentes de Batasuna se remitieron a las palabras de Barrena y no contestaron preguntas.

El abogado de Dignidad y Justicia, José María Ruiz, pidió a Garzón que celebrase una vistilla sobre adopción de medidas cautelares, en la que pensaba solicitar la prisión provisional de los dirigentes de Batasuna. El juez no atendió la pretensión al tratarse de una comparecencia para advertirles de que no se manifestasen.

Por la mañana, el fiscal de la Audiencia Nacional, Juan Antonio García-Jabaloy había remitido un escrito al juez Baltasar Garzón en el que interesaba la prohibición de la manifestación del domingo en San Sebastián por considerarla auspiciada "expresa y directamente" por Batasuna. Igualmente pidió al instructor que advirtiese a los convocantes de que podrían adoptarse medidas contra ellos si se desarrollaba la marcha y que recordase a la Consejería de Interior del Gobierno vasco su obligación de "impedir la manifestación".

Según el fiscal, tras haberse retirado la primera convocatoria, el acto sólo podía considerarse "ilegal". En consecuencia, tanto la rueda de prensa de Pernando Barrena en la que animó a participar en la marcha, como los carteles anunciadores con el anagrama de Batasuna, constituyen "un flagrante incumplimiento" del auto de suspensión de Batasuna, dictado en agosto de 2002 y prorrogado el pasado 17 de enero.

Barrena (a la derecha) acude con Elkano (tras él) y Kepa Landa (con corbata), a la Audiencia Nacional.
Barrena (a la derecha) acude con Elkano (tras él) y Kepa Landa (con corbata), a la Audiencia Nacional.SANTI BURGOS

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de agosto de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50