Reportaje:

A bañarse, a otro barrio

Los vecinos de cinco distritos de Madrid carecen de piscina pública durante el mes de agosto

Los 688.093 vecinos de Latina, Centro, Tetuán, Salamanca y Barajas están obligados a buscar una piscina en otro distrito durante el mes de agosto. Las obras de reforma en las piscinas al aire libre y el cierre de las climatizadas en verano les han dejado sin recinto para darse un chapuzón en pleno estío.

"Por supuesto que hace su función en verano", asegura Cristina Serrano, una vecina de Tetuán habitual de los cursos de natación de la piscina cerrada de Playa Vitoria, en la calle de Hierbabuena. "A pesar de ser cubierta, tiene unas mesitas y un pequeño jardín donde puedes pasar el día", lamenta Serrano en la puerta de la instalación, donde un cartel anuncia el cierre por obras durante julio, agosto y septiembre.

"En vacaciones no hay una piscina para que los niños se bañen", dice un vecino de Tetuán

Los 250.000 habitantes de Latina tampoco se pueden bañar en su distrito en el mes de agosto. Su única piscina pública al aire libre, en Aluche, está cerrada por obras desde el pasado mes de noviembre y la cubierta, en las instalaciones municipales de Gallur, cierra durante los meses de julio y agosto. En la misma situación se encuentran los vecinos de Centro, Salamanca y Barajas. Entre los tres: 300.000 madrileños sin piscina en la que bañarse durante lo que queda de verano.

"Ya hemos vuelto de vacaciones y no hay una piscina para que los niños se den un chapuzón", lamenta Enrique Encina, un vecino de Tetuán que tiene dos hijos de cinco y siete años. "Tampoco está abierta la del Triángulo de Oro" afirma resignada la mujer de Enrique, que añade: "Iremos a la de Fernando Martín o Francos Rodríguez". Ambas en el distrito de Moncloa-Aravaca.

"Están abiertas todo el año y se aprovecha el mes de agosto para limpiarlas", afirman desde el Ayuntamiento, que cuenta con las piscinas de la Comunidad de Madrid para completar sus insuficientes instalaciones. Las piscinas de Canal de Isabel II, Vallehermoso y Mundial 86 -todas de la Comunidad- evitan que los vecinos de Chamberí y Retiro tampoco tengan agua para bañarse.

"No existe planificación ni coordinación", declara Inés Sabanés, portavoz municipal de Izquierda Unida, quien no se explica cómo la Dirección General de Deportes ha permitido que cinco distritos no tengan piscina pública. "Se tienen que dar cuenta de que los hábitos deportivos de los madrileños han cambiado. Antes había muy poca gente que practicara la natación todo el año y las piscinas climatizadas se cerraban y no pasaba nada. Ahora, miles de madrileños no pueden nadar. En las descubiertas es imposible y el resto están cerradas", añade Sabanés.

"Durante los meses de junio y julio sí que hemos estado al completo, pero ahora está todo más tranquilo", afirma un funcionario de la piscina de La Mina, en Carabanchel. Junto a la piscina de San Vicente de Paúl, de la Comunidad, son las únicas instalaciones disponibles para el ocio y deporte de los 217.400 vecinos de Carabanchel. Durante los meses de junio, julio y agosto, La Mina absorbe a los bañistas de Latina que antes acudían a la piscina de Aluche, una de las más grandes de la capital y cerrada hasta el verano que viene cuando abra después de 17 meses de reforma. "Es el punto neurálgico del deporte en Latina", según el Ayuntamiento.

Sus quejas en lectores.madrid@elpais.es

Obras en la piscina del polideportivo de la calle del general Fanjul, en Aluche.
Obras en la piscina del polideportivo de la calle del general Fanjul, en Aluche.CLAUDIO ÁLVAREZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de agosto de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50