Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr y la BBK lanzan una 'contraopa' sobre Europistas un 19,5% superior a la de Isolux-Corsán

El grupo Sacyr-Vallehermoso y la BBK han presentado una contraopa por el 68% de la concesionaria Europistas que supera en un 19,5% la otra oferta presentada a finales de julio pasado (y mejorada el pasado miércoles) por el grupo Isolux-Corsán. Las cajas vascas ya tienen el 32% restante.

Mientras el compromiso último de esta oferta elevaba de 4,80 a 5,13 euros el precio por acción, la contraopa de Sacyr y una sociedad de las cajas de ahorros vascas (dominadas por la vizcaína BBK) sube el precio a 6,13 euros la acción. La OPA está condicionada a obtener un mínimo del 27% de la sociedad. Antes de la suspensión de su cotización por la CNMV, el valor de Europistas subió un 4,22%, hasta alcanzar los 5,43 euros, un valor que supera la OPA de Isolux. La CNMV investiga de oficio esta aparente fuga de información privilegiada.

Las tres cajas vascas (BBK, Vital y la Kutxa), dueñas de un 33% de Europistas, han alcanzado un acuerdo con Sacyr para bloquear esa participación y no acudir ni a esta OPA ni a la de Isolux, ni a ninguna otra que se presente.

De esta manera, el tándem Sacyr-cajas vascas pretende hacerse con el 68% restante con el objetivo de fusionar Europistas e Itínere, la filial de Sacyr que gestiona 32 concesiones de autopistas y 3.500 kilómetros entre tramos en explotación y en construcción.

Europistas tiene participaciones en los túneles de Archanda (Bilbao), las autopistas Madrid-Ocaña-La Roda y la AP-8 entre Bilbao y San Sebastián, hasta el límite con la provincia de Guipúzcoa. En esta sociedad participa también Cintra, filial del Grupo Ferrovial, que cerró un acuerdo irrevocable con Isolux para aceptar su OPA a 5,13 euros por el 27% que posee en Europistas.

Fuentes de Sacyr desconocían ayer si ante las nuevas circunstancias Ferrovial mantendrá su compromiso con Isolux. En cualquier caso, los nuevos oferentes aspiran a controlar la mayoría de Europistas si triunfa su propuesta y es aprobada por la CNMV. En su comunicado al órgano regulador bursátil, señalan su intención de adoptar las medidas necesarias, incluso una oferta pública de venta o suscripción de acciones, para mantener la sociedad fusionada en Bolsa, con un capital flotante de al menos 1.000 millones de euros dentro del plazo de los dos o cuatro años siguientes a la fecha de liquidación de su OPA.

También se comprometen a que si las cajas vascas mantienen una participación igual o superior al 3%, tendrán derecho a nombrar un consejero en la nueva sociedad. Sacyr cerró ayer con una subida del 2,84%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de agosto de 2006