Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Menos vistas en las Vistillas

El Ayuntamiento desestima la petición de 4.000 vecinos sobre el último gran solar del centro

Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, ha desoído la petición de 4.000 vecinos de la ciudad que presentaron firmas contra la urbanización del último gran solar del distrito Centro, situado en el parque de la Cornisa, junto a las Vistillas. El pleno de Ayuntamiento, con mayoría absoluta del PP, aprobó ayer inicialmente el proyecto.

Se trata de un terreno de 1.150 metros cuadrados que tiene enfrentados a Arzobispado, Ayuntamiento y vecinos desde hace más de diez años. En ese solar, situado junto a la basílica de San Francisco el Grande, se va a construir un jardín público, pero a cambio de permitir a la Iglesia levantar un edificio de oficinas unos metros más allá, junto al Seminario Conciliar; además, en el actual parque de la Cornisa se construirá un polideportivo y una escuela infantil, ambos semienterrados. Los vecinos afirman que todas esas construcciones acabarán con una de las mejores vistas de Madrid.

El PP asegura que el proyecto aprobado por el pleno aumentará las zonas verdes y equipamentos del barrio. Pero los residentes lo tachan de "atrocidad". "Diga lo que diga el Ayuntamiento, se pierden zonas verdes", aseguró ayer un portavoz vecinal. De las alegaciones presentadas por los residentes, el Ayuntamiento ha admitido sólo dos: que no se construya un aparcamiento y que no se hagan dos nuevas calles.

"El aparcamiento era inviable hacerlo donde ellos querían", afirmó el portavoz vecinal, "y las calles seguro que al final son zonas peatonales asfaltadas, no zonas verdes".

Esta operación parte de un convenio firmado por el gobierno municipal y la Iglesia en diciembre de 2005. Ese convenio, según la versión del Ayuntamiento, da cumplimiento a otros dos firmados en 1997 y en 2003, siendo alcalde José María Álvarez del Manzano. La operación consiste en modificar el Plan General de Ordenación Urbana para que el Arzobispado obtenga 14.000 metros cuadrados de edificabilidad que antes no tenía. De esa forma podrá levantar, en suelo de su propiedad, la Casa de la Iglesia: un edificio de oficinas junto al Seminario Conciliar. Además, se le otorgará la licencia para construir la Biblioteca Diocesana: otros 6.000 metros cuadrados.

A cambio, el Arzobispado cede al Ayuntamiento varias parcelas que suman 8.300 metros cuadrados de edificabilidad para levantar el polideportivo, la escuela infantil y un centro de mayores; otros 2.900 metros cuadrados -donde estaba previsto hacer las dos calles- y la parcela adyacente a la basílica para extender el actual parque de La Cornisa.

IU, que ha apoyado las reivindivas vecinales durante estos años y la recogida de firmas, votó ayer en contra del plan. "Se pierden zonas verdes, se incrementa edificabilidad en la zona y, en definitiva, se beneficia al Arzobispado", declaró un portavoz. El PSOE también se opuso a la operación: el concejal Félix Arias coincidió en denunciar la pérdida de una importante zona verde del centro.

El proyecto pasará ahora a la Comunidad de Madrid, que puede refrendarlo o modificarlo. Los vecinos presentarán más alegaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de julio de 2006