Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a una banda que copiaba tarjetas de crédito

La policía ha detenido a siete personas de nacionalidad rumana acusadas de importar útiles para clonar tarjetas de crédito. La operación se puso en marcha cuando los agentes del grupo I (Medios de Pago) de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros(Udef)-central detectaron un envío sospechoso procedente de la empresa norteamericana Incode Corp.

El paquete, dirigido a Adi I. B., de 25 años y residente en Alcalá de Henares, contenía dos lectores grabadores y software, que se utilizan para falsificar tarjetas de crédito.

El procedimiento de reproducción fraudulento se denomina skimming. Consiste en copiar la banda magnética de tarjetas legítimas en soportes plásticos o en otras tarjetas de crédito. Después, estas réplicas se utilizan para efectuar compras fraudulentas en establecimientos comerciales o para sacar dinero en efectivo de cajeros automáticos.

La policía estableció un dispositivo de vigilancia para seguir la pista al material. Vigilaron el momento en el que se realizó la entrega. De esta forma, identificaron y detuvieron tanto al receptor del envío como a los otros integrantes del grupo criminal.

Además del destinatario del paquete, la policía detuvo a Marcel B., de 27 años; Andrei I. R., de 22; Andrei C. B., de 24; Maxim G., de 21; Mircia S. R., de 46, y Magda R., de 44, como presuntos autores de un delito de falsificación de moneda.

En el registro de la vivienda los agentes requisaron dos lectores grabadores, tres CD de software, dos teléfonos móviles, un disco duro, dos CD regrabables, una cámara de fotos digital, cuatro placas de cobre y fibra de vidrio y 3.700 euros en efectivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006