Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ullrich, Sevilla y Pevenage, denunciados por estafa

Britta Bannenberg, ex atleta, criminóloga y catedrática de la Universidad alemana de Bielefeld, ha presentado ante la fiscalía de Bonn una demanda por presunta estafa y presunto dopaje contra el ciclista alemán Jan Ullrich y el español Óscar Sevilla, así como contra el ex director deportivo de su equipo, el T-Mobile alemán, Rudy Pevenage. Los tres fueron excluidos del Tour de Francia por su propio equipo, ante su presunta implicación en la trama de dopaje desvelada por la Guardia Civil en la Operación Puerto.

Britta Bannenberg, que ha presentado su demanda por la vía penal, sostiene que Jan Ullrich, Óscar Sevilla y Rudy Pevenage incurrieron presuntamente en fraude porque lograron premios y sueldos con la ayuda de sustancias dopantes que nunca hubieran podido alcanzar sin ellas. Una portavoz del departamento fiscal de Bonn confirmó la recepción de la denuncia, tal y como avanzó en su edición de ayer el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, y dijo que la resolución sobre la misma, así como la eventual declaración de los implicados ante el tribunal, podría producirse la próxima semana.

Prueba de ADN

La sombra de la duda persigue a Jan Ullrich desde que su equipo decidió impedirle participar en el Tour de Francia. "No conozco los detalles del caso", dijo ayer Lance Armstrong, heptacampeón de la gran carrera francesa. "Todo está en la zona gris. Lo lógico es aconsejar a Ullrich una prueba del ADN, es el mejor camino para lavar su nombre", continuó en declaraciones al diario berlinés Der Tagesspiegel.

Armstrong considera que, de no haber quedado excluido, Ullrich habría ganado este año el Tour y dijo que "siente" lo ocurrido con el alemán, quien se impuso en la carrera en 1997, para convertirse en los años sucesivos en "eterno segundo", tras el tejano. Armstrong, que prefirió no hacer comentarios sobre las acusaciones que periódicamente le asocian con el dopaje y el uso de sustancias prohibidas, resumió las razones de su retirada: "No puedo ser un ciclista eterno", dijo el estadounidense, que estos días ha visitado la grande boucle.

Hasta la fecha, desde que fuera expulsado del Tour, Ullrich sólo se ha expresado, y de forma bien escueta, a través de su página web, en la que sus abogados apelaron a su inocencia hasta que se demuestre lo contrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 2006