Turismo sexual en la frontera con Francia

Cientos de clientes, la mayoría franceses, acuden cada día a los prostíbulos de La Jonquera

Desde una esquina de la inmensa barra de Lady's Dallas, bajo el estruendo de la música y las luces, Jorge L.V. controla el mayor prostíbulo de España. A diario pasan por aquí cerca de 500 personas, la mayoría francesas, y el doble los fines de semana. Unas 500 prostitutas trabajan en este y otros locales de una zona, La Jonquera, que se ha convertido en meca del turismo sexual en la frontera. "Pago religiosamente mis impuestos y doy trabajo a 35 familias", dice uno de los encargados. La consejera de Interior de Cataluña, Montserrat Tura, intenta acabar con ello, y la presión policial no afloja.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS