Una estrella de la fama para Vargas Llosa

"No sé, es todo un caso recibir un homenaje para ser pisoteado". El escritor peruano Mario Vargas Llosa se tomó ayer con sana guasa el descubrimiento de una estrella en el Bulevar de la Fama de Puerto Banús, en Marbella. El autor acude cada verano desde hace dos décadas a un balneario en los alrededores de la ciudad, y su tradicional vinculación con la Costa del Sol fue reconocida ayer por el Centro de Iniciativas Turísticas y la Asociación de la Prensa marbellí. "Siempre llego a Marbella para ganar energía, ayunar, hacer ejercicio y acostarme temprano para recobrar fuerzas para el resto del año. Tengo una idea de la ciudad muy distinta del resto del país", afirmó Vargas Llosa, que se mostró "pasmado" por la magnitud de la operación Malaya desencadenada en su habitual lugar de retiro veraniego. "Aun así, es muy alentador ver que finalmente está en los tribunales. No todos los marbellíes son pillos", añadió con sorna. La estrella del bulevar, realizada en bronce, lleva grabada la firma del autor de La ciudad y los perros. Vargas Llosa se sumó ayer a otros personajes famosos vinculados a Marbella como los cantantes Julio Iglesias y Montserrat Caballé, y periodistas como Luis del Olmo y el fallecido Matías Prats. La ciudad vive momentos políticos y judiciales convulsos, pero al parecer esta coyuntura no resta éxito a la veterana fórmula turística de clima envidiable que ha seducido a numerosos personajes famosos desde que el empresario José Banús inauguró su puerto en 1970. Después de incontables homenajes a lo largo de más de 50 años de carrera, el escritor aclaró que se toma los reconocimientos con espíritu deportivo, modestia, y sin darle importancia. "Lo importante es no sentirse vanidoso porque es malo para la prosa", recordó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de julio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50