Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La siniestralidad en las carreteras cae casi un 40% en los 10 primeros días de julio

Los expertos consideran positivo el dato, pero creen que es insuficiente el periodo analizado

Desde la entrada en vigor del nuevo carné por puntos, el pasado 1 de julio, la siniestralidad ha descendido casi un 40% en las carreteras con respecto a las mismas fechas del año pasado. En los primeros 10 días de este mes, 70 personas han perdido la vida frente a las 114 que murieron durante el mismo periodo de 2005, mientras que el número de accidentes mortales también ha bajado, de 98 a 60, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Expertos y asociacio nes para la prevención de accidentes consideran positivas estas primeras estadísticas, aunque señalan que el tramo analizado es muy corto.

Los responsables de la Dirección General de Tráfico sostienen que las cifras son "buenas" a pesar de que solo hayan pasado diez días desde la entrada en vigor del permiso de conducir por puntos. Además de la mortalidad, también se ha rebajado el número de heridos graves, de 59 a 29, y el de heridos leves, que ha pasado de 92 a 32. Para Tráfico es también destacable que el pasado fin de semana descendieran las víctimas mortales con respecto al mismo fin de semana de 2005, de 44 a 27 fallecidos.

Los responsables del Real Automóvil Club de España (RACE) consideran que los datos son "buenos" y demuestran que el sistema debería haberse puesto en marcha "mucho antes". Para el RACE hay que ir evaluando los efectos del nuevo carné poco a poco, porque el objetivo final debe ser reducir el número de víctimas a largo plazo y en todas las provincias, por lo a pesar de los primeros datos positivos que creen que es preferible ser "cautos hasta que no pase más tiempo".

Otra de las preocupaciones del RACE son los desplazamientos cortos que se dan con más frecuencia en verano, cuando los conductores ya se han instalado en sus lugares de vacaciones. Por eso insisten en que es "fundamental" incrementar el número de agentes y la vigilancia en las zonas de costa donde se producen más este tipo de trayectos.

"Los conductores van con más cuidado, todos tienen presente que les pueden descontar puntos y eso se está notando", asegura Amelia Ruiz, de la Asociación Stop Accidentes, dedicada a orientar y ayudar a los afectados en accidentes de carretera. Lo importante para la asociación es que los datos sigan esta tendencia. "El peligro es que pase como con los radares, que al principio todos respetan la velocidad y al cabo de un tiempo ya nadie los respeta", asegura Ruiz.

Esta opinión también la comparten en el RACE, donde creen que para que el carné por puntos sea un verdadero éxito debe haber más agentes en las carreteras porque su efecto disuasorio es superior al de los radares.

Olef Thorson, vicepresidente de la Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico considera que es muy prematuro para opinar sobre los resultados de estos diez primeros días, pero sí se muestra convencido de que la implantación del carné por puntos es en sí misma una medida "muy positiva".

El mayor reto, según Thorson, lo tienen los conductores: "Aunque muchos están más concienciados sigue habiendo muchos que se creen fantásticos porque corren a gran velocidad y beben alcohol antes de subir al coche". Pero en su opinión la Administración también tiene alguna responsabilidad para reducir el número de víctimas, como por ejemplo en la mejora de las infraestructuras.

En los últimos diez años, España ha pasado de registrar casi 6.000 muertos en accidentes de tráfico al año, con una media de más de 15 muertos diarios, a tener poco más de 4.000 (11 al día). La reducción más notable se ha producido en los tres últimos años cuando, por primera vez, se ha bajado del límite de los 5.000 muertos al año en accidentes de carretera. La caída más espectacular se registró en las estadísticas del ejercicio de 2004, cuando el número de muertos cayo un 12,19%.

A partir de ese momento ha continuado la caída pero con un porcentaje muy inferior. El año pasado, la disminución de accidentes mortales fue del 7,19% y en lo que va de año, la reducción incluso está por debajo de esa cifra.

La Dirección General de Tráfico y el Ministerio del Interior confían en que la entrada en vigor del permiso de conducir por puntos permita reducir la siniestralidad en las carreteras cerca de un 10% durante los próximos cuatro años.

Control del uso del casco

Por otra parte, la Dirección General de Tráfico inició ayer una campaña de concienciación y vigilancia sobre el uso del casco, que durará hasta el próximo día 23. El objetivo de la campaña es incrementar la utilización de esa medida de seguridad por parte de los usuarios de ciclomotores, especialmente en las ciudades. No podemos ponernos el casco por ti es el eslogan con el que la DGT pretende mentalizar a los motoristas de la obligación de utilizar esa medida de protección. Al margen de la labor de concienciación, Tráfico planea efectuar 50.000 controles dentro de esta campaña. El objetivo es, una vez más, reducir el número de víctimas mortales, que el año pasado fueron 455, una cuarta parte de ellos por no usar casco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de julio de 2006