Alemania 2006 | Italia, a un título de Brasil

"Mató el partido"

Doménech cuestiona al árbitro por la expulsión de Zidane y discute el triunfo italiano

"Ha sido una pena". Raymond Doménech se lamentó por Zidane y por su Francia. "Al final sentimos la falta de Zizou. Cuando alguien te increpa (Materazzi) y el árbitro no hace nada, no se comprende; no puedes excusarle, pero si comprenderle. Pesó mucho su ausencia en la balanza. Mató el partido", insistió. "Creo que merecíamos estar en el lugar de los italianos". El técnico francés tuvo palabras de elogio para sus futbolistas y discutió el triunfo de Italia: "Nosotros no perdimos. No se puede juzgar a un equipo, gane o pierda, por la suerte en los lanzamientos de penalti. No fracasamos". Y, con una mueca de disgusto, añadió respecto al error de Trezeguet en su disparo: "No rematamos como debíamos".

Doménech, cuyo futuro está en manos de la federación francesa -"me voy de vacaciones y el presidente ya me comunicará su decisión"-, afirmó que de ninguna manera podía sentirse feliz por el resultado de la final ni tampoco por la trayectoria de su equipo en la Copa del Mundo: "¿Qué valor tiene haber eliminado a España, Brasil y Portugal cuando quedas segundo?". El seleccionador francés y sus jugadores encontraron consuelo en el presidente, Jaques Chirac, quien consideró que la afición blue debe "sentirse orgullosa por lo conseguido por su equipo", en unas declaraciones realizadas a TF1.

"Quiero expresar mi admiración y estima hacia la selección", insistió Chirac, quien también se mostró comprensivo con Zidane, un futbolista que encarna "los más bellos valores del deporte y las más grandes cualidades humanas". "El título", remachó el presidente francés, "se resolvió por una cuestión de azar. Me siento entre contento y triste a la vez". Chirac reiteró su invitación a los jugadores a comer mañana en los Campos Elíseos para celebrar que "hicieron vibrar a toda Francia".

Los internacionales franceses se refirieron en todas sus declaraciones a la expulsión de Zidane como decisiva para explicar su derrota. "Queríamos ganar más que nunca después que le mostraran la tarjeta roja" expuso Gallas. "Todo el mundo ha visto que éramos mejores que los italianos. Únicamente nos han creado peligro a balón parado, en los golpes francos y en las faltas, y nos han derrotado en los penaltis. Yo pienso que se ha visto a una gran Francia".

La retirada de Zidane, Thuram y Makelele obligará a Francia a renovar al equipo tras una primera revolución que quedó en suspenso por unos resultados que incluso pusieron en peligro su presencia en Alemania. El líder del nuevo proyecto será seguramente Henry, un futbolista con muy mala suerte esta temporada, puesto que perdió la final de la Liga de Campeones ante el Barça y ayer la final del Mundial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de julio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50