Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El poeta Antonio Portela refleja en 'Ciudadano romano' su admiración hacia la capital de Italia

El poeta Antonio Portela (Huelva, 1978) presentó ayer su libro Ciudadano romano, integrado en la colección Troquel de ediciones El Gaviero. El diario constituye un "atrevimiento de técnica híbrida", tal y como reconoce la propia editora, en coherencia con el resto de libros que forman la colección: se mezclan géneros y registros tan diversos como el diario de viaje, la prosa lírica, la descripción de corte impresionista, la poesía y el relato.

Ciudadano romano es fruto, precisamente, de la estancia de Portela en Roma entre octubre de 2004 y junio de 2005 tras recibir la beca Valle-Inclán en la Academia Española en Roma, concedida por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Cuenta en este libro el joven poeta onubense, premio Andalucía Joven de Poesía 2002, que cuando llegó a la Academia de España en Roma observó que junto al teléfono había un listado de todos los residentes y sus números de habitación. A él lo identificaron como "Antonio Portela, poeta", y el detalle le gustó: "No puedo ser escritor, por más que lo intente. Un escritor vive para escribir, y un poeta vive para vivir. Y he venido para eso. Para vivir como un griego en Roma", confiesa en una de las primeras páginas del libro.

Ciudadano romano, en cuya edición colabora el Instituto Andaluz de la Juventud, se presenta pues como una sucesión de sensaciones, emociones y experiencias vividas a corazón abierto. "He aprendido que hay muchas formas de amor pero no todas las formas de amor se pueden decir con las mismas palabras y de la misma manera. El amor a una ciudad es incomprensible y, en ciertos aspectos, casi más potente que el amor que se dedica a una persona. Eso es lo que intento decir con Ciudadano romano. Tiene la forma de un diario pero, por su carácter heterogéneo todo está unido para intentar descifrar el amor a una ciudad que es lo que a mí me impresionaba", explica el autor.

El libro incluye una fotografía del ilustrador Fran Úbeda, Premio Joven de Andalucía de Fotografía, quien reconoce que su intención ha sido "pasear con la cámara" sin salir de Almería. "Es una foto que tiene que ver mucho con el Renacimiento italiano y vimos Roma, sólo por esos colores. Hay muchas más coincidencias pero hay algo muy romano y muy italiano en esa fotografía por la composición", indicó Ana Santos Payán, editora.

Portela ha querido pedir a través de las páginas escritas que le concedan la ciudadanía romana "porque ser romano es una cualidad moral más que un accidente", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de junio de 2006