Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido España-Francia fue el más visto desde 1992, con 12 millones de espectadores

Cuatro captó el 51,1% de la audiencia en la despedida de Alemania 2006 de la selección

La selección se despidió con récord del Mundial de fútbol de Alemania 2006. Una media de 12.199.000 espectadores (69,9% de cuota de pantalla) convirtió el España-Francia del pasado martes en el partido de fútbol más visto de todos los disputados desde 1992, cuando comenzaron a medirse las audiencias. Un 73,1% de los aficionados eligieron la retransmisión de Carlos Martínez en Cuatro (8.917.000, 51,1%), mientras que el resto optó por la de Andrés Montes en La Sexta (3.282.000, 18,8%). En el cómputo global del día, sólo Tele 5 (20%) adelantó a Cuatro (16,7%).

El martes fue una jornada de mínimos para las cadenas con programación convencional. La Primera, por ejemplo, descendió hasta el 13% de cuota de pantalla, cuando el mes pasado acumuló un 18,7%, y La 2 marcó un 3,4%, frente al 4,8% de mayo. Mientras, Cuatro conseguía el mejor share en la franja de máxima audiencia de los martes de la temporada 2005-2006. El fútbol pudo con todo, incluidos los telediarios. El informativo más visto de la noche, cuando La Sexta y Cuatro retransmitían el España-Francia, fue el de TVE-1, con 887.000 espectadores (5,8%).

La cadena pública mantuvo los horarios fijados de antemano para su parrilla, y la serie Mujeres desesperadas cayó, víctima de la decisión, hasta el 5,3% de cuota, con menos de un millón de televidentes. Tele 5 y Antena 3, por su parte, forzaron el retraso de su oferta estelar -que arranca habitualmente a las 22.00- para no coincidir con la selección de Luis Aragonés, que salió del campo a las 22.49. Así salvaron sus respectivas propuestas. El espacio de telerrealidad Supervivientes empezó en Tele 5 a las 22.39, gracias a una edición extraordinaria de Camera café, y sumó 3.119.000 espectadores (24,1%). Antena 3 programó el filme Fugitivos encadenados a las 22.49, precedida de un especial de zapeo, y fue atendida por 2.641.000 personas (19,2%).

Sólo incumpliendo el horario de emisión anunciado la víspera pudieron ambas cadenas privadas sortear el embate del fútbol. Al último partido de la selección en la Copa del Mundo 2006 sólo le han superado en el terreno de las retransmisiones deportivas los penaltis en la Copa de Europa de 2001 entre Bayern Munich y Valencia (13.630.000, 68,8%) y la prórroga del España-Corea del Mundial de Corea y Japón de 2002 (12.317.000, 86%), según un estudio de Corporación Multimedia a partir de datos recogidos por Sofres. Si se toman en consideración otras emisiones, el liderazgo lo tienen las votaciones de Eurovisión en 2002, en el que participó Rosa López ante 14.380.000 fans (85,2%).

El minuto de oro, el más visto del España-Francia, se registró a las 22.47, cuando 14.834.000 personas (74,3%) se concentraron frente al televisor.

En cuanto al Mundial de Alemania 2006, el récord entre los partidos en los que ha participado el combinado nacional estaba hasta el martes en poder del España-Túnez, disputado también en horario de máximo consumo (21.00), con 11,6 millones de seguidores (64,4%) a través de Cuatro y La Sexta. Los audímetros no computan las audiencias en locales públicos como bares o en las pantallas instaladas al aire libre; quedan así sin registrar, por ejemplo, las 30.000 personas concentradas el martes en la Zona Cuatro de la madrileña plaza de Colón.

La competición prosigue mañana, con los cuartos de final. A las 17.00 juega la selección del país anfitrión contra Argentina, por La Sexta, y a las 21.00, en Hamburgo, Italia se enfrenta a Ucrania, retransmitido en directo por Canal +. El sábado, Inglaterra y Portugal se disputan el pase a semifinales en Canal + (17.00) y Brasil y Francia lo hacen en La Sexta (21.00). Digital + ofrece las dos señales, por los diales 1 y 16, respectivamente.

"Escandaloso" aumento

Por otra parte, la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, anunció ayer que en las próximas semanas propondrá al resto de cadenas una reunión para buscar "alternativas conjuntas" que frenen el "imparable" y "escandaloso" aumento de precios de los derechos televisivos deportivos. Una circunstancia provocada, a su juicio, por las federaciones nacionales e internacionales, los clubes, los intermediarios y las agencias, informa la agencia Europa Press.

En su comparecencia en el Congreso ante la Comisión de Control de RTVE, Caffarel aclaró que su objetivo es buscar soluciones que, respetando las reglas del libre mercado, protejan a las televisiones y a los ciudadanos de operaciones que conducen al pago de precios "abusivos", sin suponer "casi nunca" una mejora de la oferta a los espectadores, sobre todo, al tratarse de "acontecimientos deportivos de interés general".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de junio de 2006