Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Publicidad engañosa, nuevos clientes, precios inflados y cuentas falseadas

La realidad se vuelve contra los directivos de Afinsa y Fórum Filatélico, según resumió el pasado jueves el fiscal Alejandro Luzón en la Audiencia Nacional: estafa, insolvencia punible, falsedad de cuentas anuales y blanqueo de capitales. La investigación apunta a que Afinsa y Fórum se basaban en el mismo mecanismo:

- Publicidad engañosa con referencias camufladas a elementos financieros ("valores filatélicos", "liquidez segura", "sin riesgo"...), que van más allá de la compraventa de sellos.

- Se comercializan sellos a un importe superior al real, lo que corrobora que los expertos como Lloyd's cancelen pólizas de seguro. Y eso puede dar lugar también a pagos inflados, que sirven para sacar el dinero del país e incrementar artificialmente el valor de filiales como Scala, que vende a Afinsa por un precio que multiplica el precio real de adquisición.

- A su vez, se finge, o se deja creer, que lo abonado como intereses procede de la revalorización del sello, cuando, en realidad, procede de las aportaciones de nuevos clientes.

- Las dos filatélicas incumplen, a juicio de los investigadores, las garantías que la ley les impone de informar a sus clientes: no detallan el valor mínimo de mercado de sus existencias de sellos, ni sus sistemas de valoración, ni las garantías externas de la sociedad.

- Falsean las cuentas, lo que ya se tradujo en sanción a sus auditores.

Todo ello, lleva al embudo final: tanto si se considera que las filatélicas realizaron o no una actividad financiera (un debate jurídico que mantienen las defensas y la acusación), ambas afrontan un terrible desfase patrimonial. Ni su liquidez, ni sus sellos ni sus inmuebles cubren de lejos el monto de los compromisos de recompra adquiridos.

En suma, según los investigadores, la única manera de cuadrar las cuentas es poner en el pasivo los compromisos de compra y en el activo el valor de los sellos. El resultado es que Fórum tenía un agujero de entre 2.700 y 3.400 millones. Y Afinsa, un desfase ya acreditado de al menos 1,1 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2006