SALUD

La realidad virtual detecta el trastorno por déficit de atención

El Virtual TDAH es rápido, fácil de usar y con un análisis exacto

"¿Ya está? ¡Me gustaría jugar más!", dice Julia, de ocho años, cuando el psicólogo le dice que ya se ha acabado y apaga la pantalla del ordenador.

La niña creía que estaba jugando pero, en realidad, se le estaba pasando un test, el Virtual TDAH, una herramienta virtual de ayuda al diagnóstico del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) para niños de entre 6 y 12 años.

Los niños que padecen este trastorno, se estima que entre el 5% y el 10% de la población escolar, presentan falta de atención, gran impulsividad y actividad excesiva, lo que les suele ocasionar problemas en las relaciones, el aprendizaje y el comportamiento.

"La realidad virtual permite observar cómo se comporta el niño en el aula y cómo responde en vivo a las tareas que se le piden", explica Àlex Letosa (Zaragoza, 1974), psicólogo, logopeda y creador del test, con la colaboración de José Gutiérrez, director del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la Universidad de Barcelona. El entorno del programa sitúa al usuario en un aula de colegio.

Más información

La maestra pide al alumno que cada vez que éste vea un lápiz en la pizarra (además de lápices, van apareciendo otros estímulos como, por ejemplo, zapatos, aviones, globos, bombillas, etcétera) responda con un clic en la barra espaciadora.

El programa recoge cuando el niño acierta -ve el lápiz y responde- y cuando se equivoca, tanto si es porque clica cuando aparecen otros estímulos (signo de impulsividad) como si es porque sale el lápiz y no clica (señal de déficit de atención).

En otra de las situaciones propuestas, la maestra enciende una radio y pide al niño que cada vez que oiga la palabra casa haga un clic. Así, también se tiene en cuenta el déficit de atención auditivo.

Para evaluar con mayor fiabilidad los síntomas de TDAH, el software incluye dos entornos más, siempre ambientados en el aula del colegio, pero con elementos distractores añadidos, como, por ejemplo, un niño que chilla en el patio, un cartel que se cae de la pared, un bote que se rompe, etcétera.

Las mayores ventajas de la herramienta, explica Letosa, son, para el psicólogo, la facilidad de ejecución del programa, la rapidez de ejecución (cada entorno dura 10 minutos) y la exactitud en el análisis de datos porque recoge las respuestas de los niños con una precisión de milisegundos.

Además, se obtienen los resultados enseguida de forma gráfica.

Respecto a los métodos tradicionales, se elimina la parte de subjetividad del padre o del profesional al observar el comportamiento del niño.Para los niños, el principal aliciente es la motivación, porque suelen disfrutar como si se tratara de un juego y no lo relacionan con una situación en la que vayan a ser evaluados.

TDAH: http://phobos.xtec.net/aletosa/virtual

Imagen del programa virtual TDAH.
Imagen del programa virtual TDAH.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de junio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50