Reportaje:PARA EMPEZAR

Hacer un blog (1)

PÁGINA 'WEB' O 'BLOG'

Puede parecer que un blog sea lo mismo que una página web pero, aunque realmente se podría considerar así, existen muchas diferencias entre ambas. Los blogs no necesitan de ningún conocimiento especial de HTML o de cualquier otro tipo de herramientas para hacer una páginas web; son sitios que se actualizan de forma muy rápida y, sobre todo, muy sencilla. Pensados, en principio, como zonas independientes y personales de información, en los que su autor -al que se le supone experto en lo que cuenta-, ofrece e intercambia información con otros lectores del mismo perfil e intereses de una forma cronológica. Aunque también es cierto que muchas veces se utiliza a modo de diario personal, donde contar las experiencias o las reflexiones de cada día. Además de textos (llamados post), pueden contener fotografías, vídeos, animaciones y cualquier tipo de archivo que cabría en una página web. El nombre puede variar según su contenido, por ejemplo los de fotografías se les denomina fotolog, hasta el propio blog tiene muchos sinónimos, como el español bitácora en semejanza a un diario de a bordo, o weblog el auténtico nombre original acuñado por Jorn Barger en diciembre de 1997.

DISEÑO Y HOSPEDAJE

Existen programas específicos para crear blogs, pero lo más habitual es recurrir a sitios que ofrecen el servicio de forma gratuita, eso sí, a costa de aceptar unas condicones que no siempre pueden gustar respecto a la privacidad o control de su contenido. Dependiendo de sus intereses, puede decantarse por un sistema básico de creación que sea muy sencillo de utilizar, o bien, por otro mucho más completo que le permita muchas opciones de diseño y de control de la publicación, incluyendo la gestión de varios blogs, pero que requiere mucho más tiempo de dedicación y unos conocimientos más o menos completos del programa. La opción gratuita más popular y una de las más sencillas de mantener es Blogger, adquirido por Google en 2004. No sólo tiene una herramienta propia de diseño y mantenimiento sino que además también ofrece gratuitamente el espacio web. En cuanto a programas, puede que el preferido de los expertos sea MovableType. Tiene una versión totalmente funcional y gratuita pero sin soporte y limitada a un sólo blog, si desea más licencias y un uso más profesional tendrá que pagar por ello. A esto hay que añadir el alquiler de un espacio donde tener permanentemente conectado a Internet (hosting) el blog y que cuente con la debida asistencia técnica. También hay sitios que ofrecen espacio gratuito si se aceptan ciertos requisitos, como por ejemplo el nombre o dirección que ha de tener.

MANTENIMIENTO

Un blog no tiene sentido si no se le presta una atención continuada. Lo ideal sería que fuese diaria. Hay que leer los comentarios de los visitantes, actualizar su contenido y enlazar con otros blogs que nos parezcan interesantes. Cuanta más participación hay en un blog, más interesante se vuelve y más visitas genera. Es imprescindible contar con un sistema que permita escribir y publicar rápidamente, luego, si se quieren ir añadiendo más contenidos, o se quiere cambiar el diseño, será fácil localizar en la propia Red multitud de herramientas, enlaces, trucos y diseños gratuitos, muchos de ellos en español.

GLOSARIO

Antes de empezar a crear un blog conviene visitar muchos, ver cómo los han hecho los demás y hacerse una idea de cómo nos gustaría que fuese el nuestro. De esta forma también se familiarizan con su terminología. Por ejemplo, cada artículo, entrada, entrega, posteo, asiento o publicación nueva en el blog se le llama Post o Entry en inglés. Si una de estas entradas se guarda pero sin publicar, se le llama borrador. A los autores de la publicación se les llama blogueros o bloggers en inglés, y el mismo nombre reciben todos los que los leen y responden o enlazan con esos posts. Las plantillas más sencillas para diseñar un blog se llaman Template. Blogosfera sería un grupo de blogs a los que les une un mismo criterio, por ejemplo el idioma, la zona geográfica o un tema común, como los ya comentados fotolog de fotografías, o los vlogs (videoblogs), o los moblog (desde los teléfonos móviles).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS