Tenis Roland Garros

Henin y Kuznetsova disputarán la final femenina tras el fallo de Vaidisova

Todo el mundo esperaba a la checa Nicole Vaidisova en la final del torneo de Roland Garros, pero ella misma se excluyó. Su derrota fue más una consecuencia de la tensión que no supo manejar cuando tenía el partido prácticamente decidido, que de una explosión de buen juego de su rival en semifinales, la rusa Svetlana Kuznetsova. Vaidisova perdió por 5-7, 7-6 (7-5), 6-2 tras 2 horas y 31 minutos. En la final, esta jugadora que entrena habitualmente en la academia de Emilio Sánchez y Sergio Casal en Barcelona se enfrentará a la belga Justine Henin, campeona en 2003 y 2005, que buscará su tercera corona en París tras eliminar a su compatriota Kim Clijsters por 6-3, 6-2 en 1 hora y 9 minutos.

"Cuando estás con 5-4 y vas a sacar para el partido, piensas que estás muy cerca de la final", confesó Vaidisova. "Pero no estaba nerviosa, no tenía miedo. Sólo tenía que haber sacado mejor". Maquillada, con el pelo rubio caído sobre sus hombros, eso fue lo que dijo esta checa de sólo 17 años cuando apareció en la conferencia de prensa. Pero en la pista, sus actos estuvieron en clara contradicción con sus palabras. Vaidisova salvó un 3-5 en contra en la manga inicial para adjudicársela cuando Kuznetsova no encontraba la forma de finalizarla. Pero luego, ella misma pagó tributo por su falta de experiencia y porque la tensión del momento la dejó vacía de cabeza y le arrebató las armas que la habían llevado hasta aquel 5-4 y saque para partido. Perdió su saque con una doble falta que salió más de medio metro y no logró centrarse de nuevo hasta que perdía 4-0 en la tercera manga. Ya no pudo remontar. Salió de la central aguantando el llanto como pudo.

La otra semifinal tuvo poco color. Henin se mostró mucho más sólida que Clijsters, que pareció haber entrado en la pista concienciada de que no tenía opciones. "Me siento muy motivada para afrontar a Svetlana", afirmó Henin. La belga ha ganado a la rusa nueve veces de las 10 en que se han enfrentado. La campeona será la primera que repite en los últimos ocho torneos del Grand Slam femeninos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS