_
_
_
_
MÚSICA

Pablo Milanés repasa su cancionero con sus hijas

Madrid

Ni el propio Pablo Milanés (Bayamo, Cuba, 1943) se acuerda de cuándo fue la última vez que cantó en Madrid y mostraba ayer cierta inquietud ante los dos recitales que va a ofrecer mañana viernes y el sábado día 10 en el Centro Cultural de la Villa. "Creo que no lo hago desde hace cinco o seis años", dijo, para aclarar después -al recordarle que hace dos veranos cantó un par de canciones en un pequeño garito madrileño donde actuaba el grupo Habana Abierta- que, en este tiempo, sí ha hecho alguna vez lo que él llama "descargas"; es decir, intervenciones ocasionales como invitado en conciertos de otros artistas.

Acompañado de la directora del Centro Cultural, Mora Apreda, que se confesó ferviente admiradora del cantautor cubano, Milanés adelantó algunas de las claves que podrán verse estos dos días en Madrid. "Por deseo de los empresarios que me contratan, estaré con mis hijas , lo cual es algo nuevo porque yo nunca he querido violentar sus respectivas carreras, que ellas llevan por su cuenta", confesó como diferencia sustancial con anteriores ocasiones. "Vamos a hacer dúos y tríos, y también ellas cantarán solas, pues yo nunca he querido influir en su estilo, sólo que ellas sigan su camino".

El espectáculo se llama Canciones de ayer y de hoy porque el cantautor repasa buena parte de su repertorio intercalándolo con el de su reciente disco Como un campo de maíz, donde ha incluido cinco canciones que escribió cuando tenía entre 18 y 21 años y que nunca había grabado ni cantado antes. "He revivido el deslumbramiento que se tiene a esa edad", dice al justificar la inclusión de sus canciones de juventud. "Es curioso comprobar ahora lo ingenuas e inocentes que resultan, que no corresponde con la angustia que sentíamos entonces, que creíamos que el mundo se iba a acabar".

Al mezclar sus canciones primeras y desconocidas con las más célebres de su carrera, cree Milanés que se "conocerá mejor las intenciones" de su obra entera, pues "la esencia es la misma". "Hay un estilo y una coherencia que es justo reconocer".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_