Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las grandes potencias llegan a un acuerdo para frenar los planes nucleares de Irán

La reunión que EE UU mantuvo anoche en Viena con China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania se cerró con un acuerdo de principio para controlar los planes nucleares de Irán. Se trata de un conjunto de medidas basado en la política del "palo y la zanahoria", según desveló un alto cargo de EE UU, para aludir a los incentivos económicos y tecnológicos que se ofrecerán a Teherán si coopera con la comunidad internacional, o a las sanciones que se le pueden imponer en caso contrario. Irán había recibido de buen grado la oferta de diálogo de EE UU para resolver la crisis, pero no renunciará a enriquecer uranio.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2006