Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía francesa detiene a dos de los etarras más buscados

La policía francesa detuvo ayer a dos etarras que sufrieron un accidente de tráfico tras saltarse un control de alcoholemia en Burdeos. El hombre ha sido identificado como Zigor Merodio, de 31 años, supuesto jefe del aparato de extorsión de ETA (dedicado al cobro del llamado impuesto revolucionario), y la mujer, como Kizkittza Gil de San Vicente, acusada de pertenecer al aparato de captación de la banda.

Los dos detenidos llevaban una mochila que contenía una pistola cargada, abundante documentación y dinero. Se trata de la primera detención de miembros activos de la organización terrorista tras el anuncio del alto el fuego permanente, el pasado 22 de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2006