Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Día de la Provincia de Sevilla

Gabilondo dice sentir "el alma sevillana" al recibir el título de Hijo Adoptivo

La Diputación hispalense otorga distinciones a cinco personalidades y a las Fuerzas Armadas

El Día de la Provincia se celebró ayer en la sede de la Diputación de Sevilla con una reunión festiva en la que se otorgaron distinciones a las Fuerzas Armadas y a cinco personalidades por su aportación a la provincia: la guitarrista Pilar América Martínez, el científico Juan Pérez Mercader, el policía local Juan José Figueroa, el actor Juan Diego y el periodista Iñaki Gabilondo, que recibió el título de Hijo Adoptivo y reconoció sentir "el alma sevillana".

Iñaki Gabilondo fue el encargado de hablar en representación del resto de galardonados tras la celebración del Día de la Provincia en la sede de la Diputación de Sevilla. Gabilondo, que recibió el título de Hijo Adoptivo de la Provincia, dijo sentir el "alma sevillana" y habló sobre el concepto de identidad. "Vivamos el orgullo de nuestra condición sin caer en el pecado de la exclusión", animó desde la tarima a los presentes, entre los que se encontraban su mujer, la periodista sevillana Lola Carretero, y su suegra. "Yo perdí a mi madre, pero tengo una madre política y, desde hoy, una madre adoptiva. Las dos son sevillanas y a ambas las quiero mucho", añadió el locutor.

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, el delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, algunos alcaldes y otros representantes provinciales hicieron entrega de los galardones. El actor Juan Diego, nacido en Bormujos, y la institución de las Fuerzas Armadas españolas, representadas por la figura del general jefe de la Fuerza Terrestre, Pedro Pitarch, recibieron sendas Medallas de Oro de la Provincia; el científico de Alcalá de Guadaíra Juan Pérez Mercader recibió el título de Hijo Predilecto; y las Placas de Honor recayeron sobre la concertista y profesora de guitarra madrileña afincada en Sevilla, Pilar América Martínez, y el policía local y gestor de ayuda humanitaria de Mairena del Alcor Juan José Figueroa.

Gabilondo se refirió tras la celebración a la primera impresión que le causó el pueblo sevillano. "Siempre me quedé impresionado con la actitud de complejo de inferioridad con que actuaba la gente cuando llegué por primera vez. Sin embargo, considero que éste es un pueblo superior que, hasta ahora, no ha tenido la oportunidad de dar el salto. Si proyectara su energía sobre su futuro sería una Andalucía imparable", opinó el periodista que, acerca del galardón, añadió: "A todos los premios les doy un gran valor. Pero algunos están más conectados con lo que somos que con lo que hacemos".

Pedro Pitarch afirmó que para las Fuerzas Armadas la Medalla de Oro es un "gran motivo de alegría" y apostó por una "mirada hacia el futuro" de la institución militar. "El pasado está presente, el presente es consecuencia fugaz del pasado y en lo que hay que centrarse es en el futuro", dijo.

"Me siento muy contento de mi reivindicación de cateto", bromeó Juan Diego al finalizar el acto. "Cuando te hacen un reconocimiento como éste, te ves obligado a ser mejor andaluz, y eso me queda muy grande", afirmó sonriente el actor, que reconoció sentir "la espinita clavada" de ver su pueblo, Bormujos, "con el aire justito para respirar con tanto ladrillo".

Como él, Juan José Figueroa, el policía local de Mairena del Alcor que ha dedicado su vida a enviar medicinas a los países menos desarrollados a través de su asociación Llamaradas de Fuego, confesó sentir "mucha alegría" por la distinción de honor. "De esta placa sólo me pertenece un cachito muy pequeño. El otro les pertenece a mi mujer, a los miembros de la asociación y a la gente que colabora". Figueroa espera que, a partir de ahora, incremente el apoyo a los proyectos que presente ya que, como atestigua su mujer, Pepi, la ayuda es algo que ha llenado toda su vida: "Tenemos dos hijos, de 18 y 23 años, y los dos han venido al mundo entre cajas de medicinas", afirmaba sonriente la esposa.

Para el científico alcalareño Juan Pérez Mercader, director del Centro de Astrobiología, este galardón significa "más compromiso" con su tierra. "Esta misma tarde volveré al trabajo. Reconozco la labor del científico para entender nuestro entorno y me alegra que se premie la labor científica en la provincia", explicó.

Pilar América Martínez también se refirió a su labor incansable. "He dedicado mi vida a la música; me encanta dar clase y trabajar. Soy feliz así", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 2006