Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso congrega a cerca de 300.000 personas en Sevilla para presenciar una exhibición con su bólido

El atractivo popular del campeón del mundo de Fórmula 1, el asturiano Fernando Alonso, roza lo increíble. Sobre todo si se tiene en cuenta de que su deporte es aún bastante minoritario en este país. O precisamente por eso mismo. La posibilidad de ver de cerca al campeón y al bólido con el que obtuvo la victoria en el campeonato de Fórmula 1 del pasado año atrajo ayer a cerca de 270.000 personas -según la organización del espectáculo- alrededor del circuito urbano de algo más de un kilómetro de longitud situado en la Avenida de La Palmera de Sevilla.

Antes de la citada exhibición, Alonso atendió a los medios de comunicación ante los que reflexionó sobre las posibilidades de repetir su éxito del pasado año. "Él [Michael Schumacher] es, en cuanto a historial en Fórmula 1, el más grande por títulos y victorias, por eso es mucho más bonito ganar cuando está en la pista". El piloto asturiano citó al alemán como el principal enemigo en su lucha por hacerse con el título de campeón de la Fórmula 1 de este año.

Alonso elogió las características del circuito de Jerez para el automovilismo: "Como piloto considero que es un trazado espectacular, muy bueno y con instalaciones muy buenas, pero para acoger la Fórmula 1 hay otras cosas detrás. Se tendría que volcar mucha gente".

El piloto también tuvo un rato para departir con un grupo de niños seleccionados por la organización con los que llegó a jugar un rato al scalextric. Tras completar su exhibición con el R25 y un turismo de calle, el asturiano fue escoltado de nuevo al aeropuerto para abandonar a toda prisa la ciudad y continuar con la preparación y el entrenamiento para el próximo Gran Premio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de mayo de 2006