Reportaje:

Siro engorda con las multinacionales

La compra de la planta de Bimbo en Segovia es el último paso en el crecimiento del grupo

Siro se ha convertido en uno de los principales grupos en los sectores de las galletas, pastas alimenticias y snacks, con una facturación de 150 millones de euros y más de 1.100 trabajadores de plantilla. Este crecimiento se ha debido al desarrollo de empresas propias y, sobre todo, a la compra de plantas de producción a multinacionales en retirada. La adquisición de la fábrica de Bimbo en Segovia a Sara Lee ha sido la última de estas operaciones.

Siro prevé unas inversiones que superan los 100 millones de euros, tanto para construir nuevas plantas como para mejorar las ya existentes

"Con la compra de las instalaciones de Sara Lee Bakery Group vamos a poner en marcha un proceso de fabricación de bollería especializada que actualmente no existe en el mercado. A diferencia de lo pactado en su día con United Biscuits con la fábrica de Fontaneda, donde durante un tiempo seguimos fabricando la marca, en este caso operaremos desde el primer momento con nuestras propias marcas. Nuestro objetivo no es solamente mantener la plantilla que hemos recibido, sino, en la medida de lo posible, aumentar el empleo", señala Juan Manuel González Serna, presidente del grupo Siro.

Siro es uno de los grupos más jóvenes en el sector agroalimentario que se ha construido sobre tres pilares muy claros: compra de empresas o plantas a multinacionales, un fuerte peso de la marca blanca y la distribución y desarrollo de una plantilla donde más del 30% del personal esta formado por personas discapacitadas. Para el presidente del grupo, no se trata simplemente de una actuación de carácter social hacia un colectivo para el que se dan pocas facilidades en el empleo. Es que, además, sus rendimientos son excelentes.

El actual grupo Siro es un proyecto iniciado conjuntamente en los años noventa por Juan Manuel González Serna y su esposa, Lucía Urbán. En 1991 comenzó esta aventura empresarial mediante la compra del viejo grupo Siro, en Palencia, a la multinacional Danone, operación tras la cual desarrolló un proceso de ajuste de plantas para concentrar la actividad en Venta de Baños. Dos años más tarde inició su entrada en la empresa Reglero a través de Castellana de Alimentación. En su ofensiva para la compra de empresas y marcas a grupos multinacionales en los años siguientes se hizo con la marca Río, en el segmento de los snacks, propiedad de Barilla, a la que siguió la compra de productos Dora Carreño y Rosdor y la adquisición de pastas Ardilla y La Familia, nuevamente a Danone.

En esta ofensiva por crecer con restos de multinacionales como base destaca la adquisición en 2002, tras unas largas negociaciones, de la planta buque insignia de Fontaneda en Aguilar de Campoo (Palencia) a United Biscuits, explotado desde su compra por la sociedad El Horno de Galletas de Aguilar. Hasta la fecha, la última adquisición en esa estrategia se ha concretado en la compra de la planta de Sara Lee, propiedad del anterior grupo Bimbo en Segovia.

Junto a esta estrategia única de levantar un nuevo grupo con restos de multinacionales, Siro ha desarrollado una política de inversiones basada en la diversificación de los mercados con los productos ligados a la harina. Esta estrategia de crecimiento le ha supuesto también al grupo la reestructuración de plantas siempre con el cierre negociado de instalaciones.

Plan de inversiones

Para el desarrollo del grupo, Siro puso en marcha en 2003 un primer plan estratégico de inversiones de 33 millones de euros. A ese plan han seguido en los últimos tres años una política de inversiones que supera los 100 millones de euros, tanto para construir nuevas plantas como para mejorar las existentes.

La concentración en la producción de pasta supuso una inversión de 21 millones de euros.En Aguilar de Campoo, a través de El Horno de Galletas está prevista una inversión de 42 millones de euros. Para la fabricación de pan de molde se realizará una inversión de otros 40 millones de euros con una nueva planta en Paterna (Valencia). Finalmente, para la modernización de las instalaciones del grupo se han desarrollado inversiones por unos 10 millones de euros.

Juan Manuel González Serna, presidente del grupo Siro.
Juan Manuel González Serna, presidente del grupo Siro.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS