Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de competición confirma a cinco candidatos autonómicos del PSOE

Los militantes socialistas de Madrid, Valencia, Baleares, Murcia y La Rioja no tendrán elecciones primarias para elegir a sus candidatos respectivos a la presidencia de su comunidad autónoma, por falta de competición. Cinco de sus dirigentes dieron un paso al frente, y ayer terminó el plazo de presentación de candidaturas sin que nadie concurriera a la carrera. Por tanto, Rafael Simancas, por Madrid; Joan Ignasi Pla, por la Comunidad Valenciana; Francesc Antich, en Baleares; Pedro Saura, por Murcia, y Juan Francisco Martínez-Aldama, en La Rioja, serán los carteles electorales socialistas en esas comunidades autónomas para los comicios autonómicos y municipales de mes de mayo de 2007.

A partir de hoy, los cinco dirigentes socialistas se convierten en los candidatos de hecho aunque la formalidad del nombramiento y la proclamación no la tendrán hasta que el comité federal otorgue, mediante votación, su visto bueno, después de que el comité federal de listas reciba de las ejecutivas regionales la constatación de las candidaturas.

Lo cierto es que estos cinco candidatos ya se han diferenciado del resto de los aspirantes a repetir, en algunos casos, o a intentar en otros, ser presidentes de sus comunidades autónomas porque pidieron a la ejecutiva federal un adelanto del proceso. El resto de las candidaturas, con o sin primarias, según haya o no más de un aspirante, se promoverán durante el último trimestre del año porque, en la práctica, la campaña empezará a partir del mes de enero.

Estos cinco aspirantes pretenden, sin embargo, empezar la campaña de forma inmediata y, además, ya con la capa de candidatos para poder presentarse como tales ante la opinión pública. En un primer momento las excepciones fueron para el madrileño Rafael Simancas y el valenciano Joan Ignasi Pla, pero enseguida unieron su solicitud de adelantar el proceso Antich, Saura y Martínez-Aldama.

Las "altas expectativas" del PSOE de obtener un "buen resultado" en esas cinco comunidades autónomas es lo que ha hecho que se apoye con entusiasmo la petición de investir a los candidatos cuanto antes. En el PP, sin embargo, se echan jarros de agua fría permanentes sobre esas expectativas que el PSOE invoca. Lo cierto es que el apoyo de la dirección federal y del secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, será absoluto. Ya en las anteriores elecciones Zapatero puso el máximo empeño en su apoyo a Simancas y a Pla, ambos aspirantes. Ahora lo volverá a hacer, igual que al riojano Martínez-Aldama. No fue un secreto su disgusto político y personal por la pérdida ante el PP del Gobierno de Baleares, y la caída del presidente socialista, Francesc Antich. Ahora le volverá a apoyar. Al diputado nacional Pedro Saura será la primera vez que tendrá la ocasión de ayudarle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006