Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Arrebato: "Pensé que el himno del Sevilla sería anecdótico"

Javier Labandón, sevillano de 35 años más conocido como El Arrebato, ha pasado de ser un desconocido a convertirse en autor de uno de los temas más oídos y tarareados en todo el país: el himno del centenario del Sevilla, que el pasado día 10 obtuvo la copa de la UEFA.

Hace apenas cinco años cuando sacó su primer disco, Poquito a poco, a El Arrebato no podía ni soñar con convertirse en uno de los artistas más populares en España. El éxito le llegó el año pasado con su álbum Que salga el sol por donde quiera, del que vendió 350.000 ejemplares, y al que se sumaron en los 180.000 ejemplares de Grandes éxitos, un recopilatorio que la compañía EMI lanzó también en 2005 a la vista de sus tres discos anteriores. Esos 530.000 álbumes le convierten, según el artista y la compañía, en el cantante que más discos vendió en España durante el pasado año.

"Un amigo me comentó que el Sevilla estaba buscando un himno para celebrar su centenario, así que decidí participar porque soy sevillista desde que nací y socio del club desde que mi padre me apuntó cuando tenía siete años. El equipo buscaba a un artista sevillano y sevillista y sé que habían entregado unas 25 maquetas. La elección la hizo el Consejo de Administración del Sevilla y tengo que reconocer que me sorprendió mucho", comenta El Arrebato, quien cedió los derechos de autor del tema a la Fundación del Sevilla Fútbol Club. El himno ha salido en formato de single y se han vendido unas 20.000 copias, lo que para este formato es una cifra bastante alta.

"Cuando lo compuse pensé que sería una cosa anecdótica, algo más entre todos los actos que rodean a la celebración de los cien años del club, pero me ha sorprendido porque ha tenido bastante calado. Supongo que su éxito radica en que yo me lo creo. Soy muy futbolero y sólo he tenido que buscar dentro de mí para componer el himno, pienso que la gente se identifica con el himno porque es muy sincero", afirma el cantante y compositor, quien está trabajando en un nuevo disco y durante este año tiene previsto ofrecer cerca de un centenar de conciertos en directo.

"Alguien bromeaba diciéndome que debían encargarme el himno de la selección española, pero de momento ningún otro club me ha pedido nada", dice el artista, inmerso en un nuevo proceso creativo. "La música siempre ha sido una distracción para mí, meterme en mi cuarto y componer me relaja; así que ahora que puedo hacer lo que me gusta no me siento presionado por el éxito", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006