El déficit exterior aumenta un 26% pese al repunte de las exportaciones

El déficit exterior, principal problema de la economía española junto a la inflación, sigue creciendo. La balanza por cuenta corriente (mide los intercambios con el exterior por transacción de mercancías, servicios, rentas y transferencias) tuvo un déficit en los dos primeros meses de 15.152 millones de euros, un 26,6% más que en el mismo periodo de 2005, según el Banco de España.

Este desfase se debe principalmente al déficit comercial, que acumuló hasta febrero un saldo negativo de 11.674,6 millones, un 28,74% más que un año antes. Y eso que el ritmo de crecimiento de las exportaciones se está acelerando. Éstas crecieron un 15,5%, aunque las importaciones continuaron aumentando a un fuerte ritmo, del 19,19%. Sin embargo, hace unos meses el incremento de las importaciones triplicaba las exportaciones. El superávit de la rúbrica de turismo bajó un 26,4%, hasta 2.066 millones.

Mientras, las inversiones directas han registrado salidas netas de 24.880 millones, muy por encima de los 496,6 millones de un año antes, debido a que la inversión directa española en el extranjero se ha multiplicado casi por cinco, mientras que la inversión directa extranjera en España ha disminuido un 36%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50