Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CESC | Medio del Arsenal | Fútbol Final de la Liga de Campeones

"Estoy listo para la pelea del medio campo"

Cesc Fábregas (Arenys de Munt, Barcelona; 1987) dejó hace tres años La Masía, el semillero del Barça, y aceptó la oferta que le propuso Arsène Wenger para mudarse al norte de Londres. Poco imaginaba entonces que hoy, en Saint Denis, se enfrentaría al club en el que se crió durante seis temporadas con la Copa de Europa en juego. A sus apenas 18 años, 90 minutos separan a Cesc de tocar el cielo jugando para los gunners.

Pregunta. ¿Qué siente al plantearse que va a jugar una final de la Copa de Europa contra el Barça?

Respuesta. Una gran alegría. ¡Tengo 18 años y mi equipo va a participar en una final de la Copa de Europa! ¡Es fantástico!

P. Pero el rival es su antiguo club.

R. El Barça es el equipo de mi infancia, el club en el que me formé y soñé jugar siendo un niño. En ese sentido, la final tiene un componente especial, claro. Pero mi determinación por conseguir que el Arsenal gane este partido es la misma que si el rival fuera otro. En eso no cambia nada mi enfoque de la final.

"No pienso que el Barça tenga una ventaja que no tenga el Arsenal para conseguir la Copa"

"Su juego tal vez sea más espectacular, pero no es más ofensivo. A mi equipo le gusta llegar"

P. Da la sensación de que su equipo se siente cómodo cediendo el papel de favorito al adversario.

R. Eso es cosa de los medios de comunicación. Desde los octavos, la prensa siempre ha dado favorito a nuestro rival. Sucedió con el Madrid, con la Juventus y, en menor medida, incluso con el Villarreal. Y, al final, ¿quién está en París? Por mi cabeza no pasa que el Barça sea favorito, que tenga una ventaja que no tenga el Arsenal para conseguir la Copa. Nosotros somos un equipo más joven, eso es cierto, pero la final está abierta, es cosa de dos. Ya veremos quién gana.

P. ¿Tiene la sensación de que en Barcelona se menosprecia el potencial del Arsenal?

R. No creo. Sería un error por su parte. No; seguro que nos respetan. Estuve hablando con Xavi, Puyol e Iniesta en la última reunión de la selección española en Madrid, la semana pasada, y me pidieron que, a ser posible, tuviéramos un mal día. Deben de saber lo difícil que es ganar al Arsenal.

P. Otro de los planteamientos más comunes es centrar la final en un duelo Henry-Ronaldinho. ¿Quién le parece más decisivo?

R. Los dos son capaces de decidir el partido en una jugada aislada. Puede que Henry sea más determinante porque tiene más gol y que Ronaldinho invente goles con un pase. Pero detrás de los dos está el trabajo de los dos grandes equipos del campeonato. Antes que nada somos dos buenos equipos.

P. ¿Sabe que es usted el único jugador del Arsenal que ha actuado en todos los partidos en el camino hasta París?

R. Sí, lo sé. Es evidente que el entrenador confía en mí, ¿no?

P. Cuando cierra los ojos, ¿qué tipo de final imagina?

R. Abierta, con ocasiones. Somos dos equipos que buscan el gol por concepto. Y de mucha pelea en el centro del campo. Nosotros acumulamos muchos jugadores en esa zona y, por estilo, el Barça juega mucho la pelota en el medio del campo.

P. El Barça juega de forma más vistosa y ofensiva que el Arsenal, ¿no?

R. Más espectacular, tal vez, pero no más ofensivo. Siendo diferente al Barça, el Arsenal es un equipo al que le gusta llegar. Excepto contra el Villarreal, en un partido que tuvimos que meternos atrás y sufrir, hemos demostrado siempre nuesta vocación ofensiva.

P. El centro del campo del Arsenal parece mucho más fuerte que el del Barça.

R. Nuestro centro del campo es muy potente. Además, llegamos en muy buen momento, la trayectoria ha sido muy buena y crecimos en cada estación. Somos fuertes, pero sabemos qué hacer con la pelota. Nuestras transiciones son muy rápidas y eso sólo es posible por una buena técnica individual. El Barça tiene a Iniesta, a Xavi..., pero también a Deco, a Edmilson, a Márquez... Es un centro del campo muy variado, técnico y muy fuerte a la vez. Por eso, si pienso en la final, intuyo 90 minutos de pelea intensa en el medio campo. Estoy preparado para esa pelea.

P. ¿Pesa ser el primer equipo de Londres que juega una final de la Copa de Europa?

R. Pues... no, la verdad. Es una motivación enorme. Estamos listos para levantar la Copa y sólo el Barça puede impedírnoslo. El gran problema es que tiene muchos argumentos para conseguirlo.

P. Le escuché en Canal+ pronosticar un 2-1 con un gol suyo.

R. Más que un pronóstico, era un deseo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 2006