Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La diputada Soledad Mestre, probable nueva delegada del Gobierno

Simancas tendrá a una mujer de su confianza en un puesto clave a un año de las elecciones

El Consejo de Ministros nombrará hoy probablemente a la diputada autonómica Soledad Mestre como sustituta de Constantino Méndez al frente de la Delegación del Gobierno en Madrid, según fuentes socialistas. La actual portavoz de Justicia del PSOE en la Asamblea regional es una persona de la confianza de Rafael Simancas, el líder socialista madrileño. También lo era el otro candidato que se barajó, Antonio Romero, vicesecretario general del PSM.

El Gobierno preparaba anoche el nombramiento de Mestre, que fue confirmado a última hora de la tarde con el visto bueno tanto del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega. Ésta tenía especial interés en que una mujer desempeñara el cargo dejado vacante por la dimisión de Méndez.

De confirmarse esta previsión en el Consejo de Ministros de hoy, el Gobierno habría finalmente optado por aceptar las sugerencias que le llegaban desde el partido en Madrid, apoyadas también desde la dirección federal del PSOE. Otro de los candidatos barajados fue Antonio Romero, actual vicesecretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y mano derecha de Rafael Simancas. El hecho de que Mestre sea mujer ha ayudado a tomar la decisión entre dos candidatos de perfil similar.

Del entorno del Ministerio de Administraciones Públicas había llegado otro nombre posible: el del actual secretario general para la Administración Pública, Francisco Javier Velázquez. Finalmente, el PSM consiguió que uno de sus dos candidatos se hiciera con el puesto.

Batalla electoral

Simancas puede así contar con una persona de su confianza al frente de un puesto con gran relevancia política a un año de las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2007 en las que el socialismo madrileño intentará desalojar del poder a Esperanza Aguirre (PP). En una Comunidad como Madrid, gobernada por el PP y cuya presidenta se ha convertido en uno de los arietes de este partido contra el Gobierno de Zapatero, el puesto del representante más directo del Ejecutivo en esa batalla dialéctica diaria con el Gobierno regional será clave en los próximos meses.

Así lo demuestra el empeño puesto por el PP en derribar a Méndez, con quien la propia Aguirre se ha enfrentado en diversas ocasiones, especialmente por las discrepancias a la hora de contar los manifestantes en contra del Gobierno en las distintas protestas promovidas o apoyadas por el PP.

Soledad Mestre García nació en Madrid en diciembre de 1948. Estudió en Madrid, en el Liceo Francés. Es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense. Está casada. Es madre de dos hijas de un primer matrimonio.

Mestre fue asesora del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes Constituyentes, como especialista en asuntos legislativos. En 1982, durante el primer Gobierno socialista, fue nombrada directora general de Relaciones con las Cortes, siendo secretario de Estado Virgilio Zapatero. Con posterioridad, fue adjunta segunda del Defensor del Pueblo durante el mandato de Álvaro Gil Robles, entre 1988 y 1990. A continuación, fue elegida vocal del Consejo General del Poder Judicial, entre 1990 y 1995, y luego, de nuevo letrada asesora en el Grupo Parlamentario Socialista.

En 2003, Mestre fue elegida parlamentaria en la Asamblea de Madrid y estaba llamada a ser consejera de Justicia en el Gobierno que presidiría el socialista Simancas. Pero la deserción de los diputados socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez dio al traste con el Ejecutivo de izquierdas (PSOE e IU) en la Comunidad.

Precisamente, Mestre fue vicepresidenta de la comisión que investigó el caso Tamayo y Sáez en la Asamblea madrileña y que presidió Francisco Granados, hoy consejero de Presidencia.

Mestre es considerada como afín a Simancas y mantuvo nexos políticos con el sector vinculado a Alfonso Guerra, según fuentes socialistas. En las elecciones de mayo de 2003 ocupaba el décimo puesto en la lista socialista; en octubre de ese año (al repetirse los comicios por el caso Tamayo y Sáez) pasó al 12º lugar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de mayo de 2006