Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa a la Junta de "sectaria, caprichosa y frívola" por los planes urbanísticos de la Costa del Sol

El presidente provincial del PP en Málaga, Joaquín Ramírez, dijo ayer que la Junta de Andalucía "está sometiendo a la Costa del Sol a un tratamiento frívolo y sectario" con los planes de ordenación del territorio (POT) para la franja occidental y para la comarca de La Axarquía, y la acusó de impedir el desarrollo de la zona para favorecer el de Cádiz y Huelva. "Está muy bien que construyamos mejor y que mejoremos la calidad del medio ambiente, pero que se condene a una zona es un crimen que no tiene mucho sentido.

Según el dirigente popular, los planes limitan las posibilidades de crecimiento de los municipios, y especialmente los gobernados por el PP. Así, dijo que el de la Costa del Sol Occidental beneficia sobre todo a Mijas, gobernada por el PSOE, donde se permiten desarrollos que no se toleran en otros lugares. Curiosamente, el alcalde de Mijas, Agustín Moreno, votó en contra del POT en la comisión de redacción reunida el pasado jueves en Málaga.

Pero para el PP el caso paradigmático es Nerja, en el que asegura que "se han vetado todos los proyectos de expansión de la ciudad" porque se protege el 85% del suelo del municipio, de forma que, según Ramírez, "no va a tener capacidad de desarrollo ni para que los hijos del pueblo se puedan casar".

Ramírez criticó que los planes se han realizado de forma caprichosa, y que en el de la Costa del Sol "se ha trabajado sobre un mapa sin conocer la verdadera realidad".

El PP sostiene que los POT de La Axarquía y de la Costa del Sol son "ilegales" porque la ley determina que deben ser consensuados con los municipios, algo que no ocurre en estos casos, y porque hay una "clara" invasión de las competencias municipales. "Este tipo de planes deben limitarse a definir espacios generales para infraestructuras y servicios, y no inmiscuirse en proyectos concretos y particulares diseñados por los equipos de gobierno municipales, elegidos democráticamente por los ciudadanos".

El PP ha creado una comisión técnica de la que formarán parte arquitectos, abogados e ingenieros para analizar los planes y establecer las pautas para impugnarlos en los tribunales, posiblemente en la vía de lo contencioso-administrativo.

Ramírez también criticó que en el plan de La Axarquía aprobado el martes por la comisión de ordenación del territorio de Andalucía no se han introducido las modificaciones a las que los alcaldes del PSOE condicionaron su voto positivo al documento el pasado viernes. "Ha sido un voto estafado", dijo Ramírez.

Los alcaldes del PP votaron en contra del Plan de la Axarquía. Pero el Plan de la Costa del Sol contó con tres votos contrarios de alcaldes del PSOE y dos afirmativos, uno de ellos del alcalde de Benahavís, del PP, y salió adelante con la mayoría de votos de los representantes de la administración autonómica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de mayo de 2006