Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide a Zapatero que explique "las detenciones ilegales" y destituya a Alonso

El Grupo Popular boicotea la primera comparecencia en el Congreso del titular de Defensa

El PP va a hacer de la sentencia que condena a tres policías por la "detención ilegal" de dos de sus militantes una batalla política. Su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, dijo ayer que José Antonio Alonso, ahora ministro de Defensa, "mintió en el Congreso" cuando informó, como titular de Interior, de dichas detenciones. El PP pide que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acuda al Congreso a dar explicaciones y destituya a Alonso. El Grupo Popular boicoteó ayer la primera comparecencia de este último en la Comisión del Defensa del Congreso, mientras que el portavoz del PSOE, Diego López Garrido, recordó al PP que sólo Batasuna defiende que en España "se persigue a la gente por sus ideas políticas".

"El ministro Alonso mintió cuando dijo que se habían respetado escrupulosamente, dijo, la Constitución y las leyes", arrancó Zaplana en conferencia de prensa. "Mintió cuando negó que se hubieran producido cambios en la instrucción. Mintió cuando negó que se expulsara a un funcionario que no quiso ser cómplice y participar en las detenciones ilegales. Mintió cuando afirmó que había existido agresión. Mintió en todo el proceso de identificación de los militantes del PP. Y mintió cuando afirmó que se les llamó a efectos de declaración, cuando se ha acreditado que se les llevó como detenidos a comisaría".

Zaplana leyó la siguiente frase de Alonso el 22 de junio pasado en el Congreso: "Ya le digo que cuando acaben los procesos judiciales, todo el mundo quedará en su sitio, porque los jueces nos dirán cuál es la verdad material de lo acontecido". Según el portavoz del PP, "los jueces ya lo han dicho", por lo que a Alonso "no le queda otra salida que presentar la dimisión y al presidente del Gobierno aceptársela".

El PP, además, ha registrado la solicitud de comparecencia del presidente Zapatero para que explique por qué dijo "que la policía había actuado exclusivamente con criterios de profesionalidad" en las detenciones de sus dos militantes.

Ambos, Isidoro Barrios y María Antonia de la Cruz, aseguraron ayer que están "satisfechos con la sentencia" y que creen que "se ha hecho justicia" porque pasaron "mucho miedo" cuando les detuvieron y "este año y medio ha sido un calvario". Los dos militantes del PP dieron las gracias a su partido y "en especial a [la presidenta de la Comunidad de Madrid] Esperanza Aguirre".

El Grupo Popular no se limitó a pedir la dimisión de Alonso en rueda de prensa. Éste compareció ayer, por vez primera, ante la Comisión de Defensa del Congreso, y el portavoz popular, Fernando López Amor, aprovechó para pedirle la dimisión. "En cualquier otra circunstancia, mis primeras palabras serían para desearle acierto en el desempeño de su nueva cartera de Defensa", comenzó López-Amor. "Pero hoy me toca exigirle responsabilidades políticas por el llamado caso Bono. Debe usted cumplir con su destino y presentar la dimisión", dijo.

Hasta 19 veces interrumpió el presidente de la comisión, el socialista Joaquín Leguina, al portavoz popular para pedirle que se ciñera a la cuestión a debate -el programa del nuevo ministro de Defensa y el refuerzo de tropas en Afganistán-, pero éste se negó a plantear ningún otro asunto porque Alonso "no tiene ninguna credibilidad para el Partido Popular", informa Miguel González.

Como Batasuna

Fuera de la comisión, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Diego López Garrido, recordó que "el PP sigue sin condenar la agresión a un ministro de España", en alusión al entonces titular de Defensa, José Bono, e invocó "las imágenes agresivas, de gran violencia y hostilidad" contra el ministro que todos los españoles pudieron ver a través de la televisión.

"Pero lo más grave", a juicio de López Garrido, "es que se ponga en cuestión el Estado de derecho, que se diga que en España se persigue a la gente por sus actividades políticas; algo que hemos conocido con Batasuna". López Garrido precisó que no pone a Batasuna y al PP "al mismo nivel", pero se mostró sorprendido de que "el PP diga cosas que decía Batasuna al poner en duda el Estado de derecho".

En la reunión, a puerta cerrada, del grupo parlamentario socialista hubo diputados que expresaron su opinión "absolutamente contraria" a la dimisión del ya ex delegado del Gobierno de Madrid, Constantino Méndez. En el PSOE se recordó ayer a las 19 personas que fueron detenidas entre 2003 y 2004, con el Gobierno del PP, en manifestaciones sindicales o contra la guerra de Irak. Y destacaron la condena a un año de prisión de un profesor universitario, del grupo Nunca Mais, que increpó al entonces vicepresidente del gobierno, Mariano Rajoy, en pleno conflicto por la catástrofe del Prestige.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006