Las compañías de bajo coste copan el 30% del tráfico aéreo en Cataluña

Las aerolíneas denominadas de bajo coste amplían cada vez más su cuota de mercado, y lo hacen a costa de las compañías tradicionales. Los vuelos baratos suponen ya más del 30% del tráfico aéreo de Cataluña, según los datos que presentaron ayer representantes de Easyjet y Vueling, en el marco de una conferencia en el Salón Internacional del Turismo que se celebra estos días en Barcelona. "Hemos aportado casi uno de cada dos nuevos pasajeros al aeropuerto de El Prat durante 2005", señaló el consejero delegado de la empresa española Vueling, Carlos Muñoz.

El director de Easyjet en el sur de Europa, Arnaldo Muñoz, insistió en que las compañías de bajo coste (low cost) han liderado el crecimiento del tráfico aéreo. "Para mantener la competitividad, tenemos que seguir reduciendo costes y buscar ingresos adicionales a los billetes de avión: hoteles o alquiler de coches". Ambos directivos aseguraron que el incremento del precio del petróleo -que ha superado la barrera de los 70 dólares por barril- puede poner en riesgo el modelo. Aun así, coincidieron en señalar que la subida de los carburantes afecta en mayor medida a las aerolíneas tradicionales. "Ya están al límite y su margen de maniobra es mucho menor", indicó Carlos Muñoz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS