Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mascarell nombra a Josep Maria Carreté director general de Patrimonio

Francesc Tarrats vuelve a la dirección del Museo Arqueológico de Tarragona

El nuevo consejero de Cultura, Ferran Mascarell, ha comenzado ya a realizar algunos reajustes en el departamento. Ayer, el Gobierno de la Generalitat aprobó el nombramiento del historiador y arqueólogo Josep Maria Carreté como nuevo director general de Patrimonio Cultural en sustitución de Francesc Tarrats.

Josep Maria Carreté (Vilaseca i Salou, 1963) es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua por la Universidad de Barcelona y en estos momentos era el director gerente del Instituto Municipal de Gestión del Patrimonio Cultural y Natural de Gavà, desde el que coordinaba el Museo de Gavà, el Centro de Historia de la Ciudad, las minas prehistóricas de variscita que en verano formarán parte de un moderno parque arqueológico y el Centro de Documentación del parque natural del Garraf.

La nota hecha pública ayer por el Departamento de Cultura señala que con este nombramiento Mascarell, que ha agradecido el trabajo realizado por Francesc Tarrats, ha querido "acentuar la relación con los municipios y, al mismo tiempo, vincular la conservación con la gestión del patrimonio cultural". Carreté, que defiende la utilización de todo tipo de recursos para conseguir una divulgación más amplia y cercana al público del patrimonio cultural, ha trabajado tanto en el sector público como el privado. Fue director durante poco más de dos años del Museo Nacional Arqueológico de Tarragona y posteriormente director del Museo de Arqueología de Cataluña. En este último cargo, en el que precisamente sustituyó a Tarrats, permaneció sólo un año ya que en septiembre de 2000 renunció para pasarse a una empresa de museología privada hasta que finalmente recaló en Gavà.

En su nuevo cargo deberá hacer frente a varios conflictos abiertos. El más inmediato será el del litigio de las obras religiosas de la Franja que reclama la diócesis de Barbastro-Monzón y a la que se opone la diócesis de Lleida. El consejero de Cultura ha pedido que se aplace la reunión prevista para esta semana para contar con más tiempo para evaluar la situación, que aún sigue en gran parte estancada. Otros asuntos en marcha son el esperado plan de actuaciones hasta 2008 en los monumentos de la Tarragona romana, especialmente la musealización del teatro romano y las intervenciones en la necrópolis, en la que también participa el Ministerio de Cultura.

En este proyecto intervendrá sin duda el también arqueólogo Francesc Tarrats, que el próximo lunes se reincorporará a la dirección del Museo Nacional Arqueológico de Tarragona, cargo que dejó en excedencia cuando accedió a la Dirección General de Patrimonio Cultural. El cargo lo ocupaba de manera interina la conservadora Pilar Sada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de abril de 2006