Reportaje:Dominique A | MÚSICA

"Me llaman minimalista pero yo persigo el clasicismo"

No me siento mal ni presionado cuando me etiquetan como el jefe de filas de la nouvelle chanson francesa. Es más embarazoso para otros músicos. A mí me divierte", confiesa Dominique Ané, alias Dominique A, desde su domicilio en Bruselas. Su exilio belga, hace ya tres años, obedece fundamentalmente a razones familiares: "Bruselas además es una capital sin la agresividad de París. Hubo una vez que me planteé vivir en Sevilla. Antes de conocer España me veía como alguien del norte de Europa. Ahora me parece mentira". El cantautor de Provins (1968) alude a su país con su séptimo trabajo, L'horizon (Olympic/Green Ufos), aún caliente: "En Francia hay un temor a lo desconocido, de ahí vienen tantas tensiones. Y por eso en la canción existe últimamente la tendencia a hablar sobre lo cotidiano: gente en sus apartamentos, relaciones de pareja, menudencias para olvidar el mundo que nos rodea. Yo prefiero alejarme del costumbrismo. En L'horizon muestro a pequeños personajes en un enorme desierto, obligados a mirarse hacia dentro para poder enfrentarse al paisaje. Ya en mi disco anterior aparecían bastantes seres en tránsito".

Dominique se refiere a Tout sera comme avant (2004), punto y aparte en su carrera, un álbum lleno de arreglos orquestales cortesía de Jean Lamoot e incomprendido por gran parte de sus seguidores. "Fue una sorpresa que no hubiera muchos dispuestos a escuchar ese tipo de música. Así que he optado ahora por hacer un disco muy sencillo, un retorno a lo que prefiero, aunque haya cosas que se pueden asociar a cualquiera de mis trabajos anteriores". Dominique quería rapidez en el estudio pero no ansiedad, así que llamó a viejos colaboradores como el guitarrista Olivier Mellano y abandonó Labels, sello filial de EMI. "Era una forma de volver a casa: trabajar con mis amigos. No quería sentirme como en la escuela, aprendiendo algo de gente que no conozco muy bien".

El de Provins, tras 15 años de trayectoria no echa de menos sin embargo sus comienzos. Ni tampoco titulares como aquel que a propósito de su música rezaba: "La chanson francesa de la que no tendrán que avergonzarse". "Entonces estaba siempre demasiado asustado y pendiente de que cada cosa fuera perfecta. Ahora tengo todo más claro, incluido cómo afrontar el ser un personaje público", asegura Dominique.

Esa confianza le permite reconocer abiertamente sus influencias. En L'horizon, Ané cita tres: el primer disco de Leonard Cohen, el francés Daniel Darc ("me he fijado en su forma de cantar y en su capacidad de interpretación") e incluso sus amigos de Calexico ("compartimos el gusto por ciertas armonías hispanas"). La ayuda de la amistad: tanto Calexico como Dominique (con dos composiciones) contribuyeron al último trabajo de la cantante Françoiz Breut, ex pareja de Ané. Hace años se les presentaba a su pesar como los Serge Gainsbourg y Jane Birkin del indie, pues Dominique escribió los dos primeros discos de ella. "Tardé en descubrir a Gainsbourg. Me influyeron inconscientemente más Jacques Brel o Léo Ferré porque es lo que escuchaban mis padres cuando yo tenía siete u ocho años. Esos grandes nombres han acomplejado hasta hace poco a los músicos franceses".

La propia Jane Birkin acaba

de estrenar un disco con canción de Dominique A (Où est la ville?) incluida: "Por primera vez me desperté una noche con la idea y la compuse de un tirón. Necesito conocer a la gente para la que escribo y me cuesta ejercer sólo de letrista o de músico. La canción es un arte bastardo y lo que me interesa es la conjunción entre texto y melodía". El solicitado compositor ve cómo su influencia supera de largo las ventas de sus discos: "No voy a compararme con genios, pero es una paradoja habitual en la música. Se me ha calificado como minimalista, y yo persigo el clasicismo: hacer canciones bien escritas".

El cantante y compositor francés Dominique A.
El cantante y compositor francés Dominique A.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50