Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Camprubí sustituye a Valls en Manresa después de su nombramiento como consejero

El nombramiento del socialista Jordi Valls, actual alcalde de Manresa, como consejero de Trabajo e Industria deja un vacío en el Ayuntamiento de la capital el Bages que, de momento, se resolverá de manera provisional con la asunción de las responsabilidades de alcaldía por parte de Josep Camprubí, actual primer teniente de alcalde y concejal del área de Hacienda y promoción económica.

El Partit dels Socialistes (PSC) no ha desvelado quién será el futuro candidato, a la espera de reunir en las próximas horas a los órganos de decisión del partido y comunicar el candidato a los dos socios de gobierno, Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa Verds (ICV). El PSC tiene claro que el próximo alcalde de Manresa, que gobernará durante un año hasta las elecciones municipales, debe ser también la persona que encabece el nuevo proyecto y la lista socialista. Josep Camprubí, que tiene 50 años y ha sido concejal en los últimos siete, está entre los candidatos mejor situados.

Valls presentó ayer la renuncia al cargo y el próximo sábado dejará la alcaldía formalmente con la celebración de un pleno. El PSC se ha dado una semana más de margen para decidir el futuro en el seno de la formación y también en el gobierno local.

El hasta ayer alcalde de Manresa no se mostró excesivamente preocupado por su relevo porque entiende que el proyecto de Manresa no depende de una persona, sino de las que están al frente del mismo en su conjunto. Valls considera que la ciudad está inmersa en un ciclo de desarrollo urbanístico que está iniciado y tiene las directrices marcadas, y otro de carácter más global debido a cambios como la llegada de inmigración o la globalización, que la ciudad también ha asumido. Valls afirmó que la elección del nuevo alcalde de Manresa "seguirá un proceso democrático". Sin descartar a Camprubí para el futuro, Valls considera que el actual primer teniente de alcalde debe asumir en estos momentos "el gobierno de una transición" y que la próxima semana ya se decidirá si es él mismo el responsable del ejecutivo local hasta final del mandato.

Ramon Fontdevila, jefe de filas de ERC en Manresa, asegura que la voluntad de su grupo es dar continuidad al pacto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de abril de 2006