Multado con 60 euros un conductor por fumar un cigarrillo al volante

La Guardia Civil afirma que el pitillo le impedía "mantener la atención permanente"

La Guardia Civil de Tráfico ha multado con 60 euros a un hombre por fumar mientras conducía, según el Club de Fumadores por la Tolerancia. La sanción obedece a que, al "ir fumando", el conductor no mantenía "la atención permanente a la conducción". La Dirección General de Tráfico afirma que fumar al volante "aún no está prohibido", pero que se puede sancionar cualquier actividad que distraiga durante la conducción.

El viernes 31 de marzo, sobre las cinco de la tarde, Juan Luis (nombre ficticio) salió de trabajar de su oficina en Avilés (Asturias). De camino a su Citroën ZX rojo encendió un pitillo y se sentó al volante. Según su relato, a los 200 metros de la oficina un coche de la Guardia Civil le paró en un control rutinario. Tras pedirle los papeles del coche y el carné de conducir, siempre según el conductor, uno de los dos agentes se acercó al coche y le dijo: "Le tengo que denunciar por conducir fumando dentro del vehículo". Juan Luis, de 27 años, no daba crédito.

La multa, de 60 euros, recoge en la letra mayúscula del guardia civil la violación del artículo 18.1 del Reglamento General de la Circulación: "Conducir un vehículo sin mantener la atención permanente en la conducción (ir fumando)".

En realidad, el artículo 18.1 no impide fumar en el coche, aunque determina que "el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía". Para garantizar que es así, el reglamento establece que debe mantener "la posición adecuada" y la de los objetos del coche para que no interfieran en la conducción. El artículo sí prohíbe expresamente el uso de móviles, DVD o dispositivos de acceso a Internet en el coche.

"Pintarse los labios"

Un portavoz de la Dirección General de Tráfico admitió ayer que las multas por fumar al volante son infrecuentes, pero que se puede multar por fumar "igual que por pintarse los labios al volante", y recuerda que este artículo es el que se aplicaba para multar el uso del teléfono al volante antes de que estuviese recogida la prohibición del móvil.

El pasado 29 de marzo, dos días antes de la multa, el director general de Tráfico, Pere Navarro, anunció una campaña contra el uso del tabaco porque distrae y provoca accidentes, pero negó que se fuera a prohibir fumar. El portavoz de la Dirección General sí recordó que "en la mayoría de países europeos está prohibido fumar al volante". La campaña de Tráfico señala que "fumar conduciendo también puede matar".

El Club de Fumadores por la Tolerancia, que hizo pública la multa, denunció "la persecución" y "la inseguridad jurídica" que, a su juicio, sufren los fumadores desde que el 1 de enero pasado entró en vigor la Ley Antitabaco. Juan Luis estudia recurrir la multa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50