El deporte escolar, clave para aprender

El retraso en las construcciones educativas mantiene a un tercio de los 1.105 centros públicos sin gimnasio

"Las bases de la educación del niño residen en su desarrollo psicomotriz desde la etapa infantil", sostiene Vicent García, profesor de Educación y licenciado en Psicología de larga trayectoria. "La psicomotricidad será clave en todo el posterior aprendizaje curricular". Y más importante -coinciden los profesores consultados- en "el desarrollo integral del alumno como persona". Pese a estas confirmaciones -reconocidas en todas las leyes educativas y del deporte de la democracia- más de un tercio de los 1.105 colegios e institutos públicos valencianos carece aún de gimnasio y otro 22% reclama al menos un patio techado para cubrir esta asignatura reglada clave para "cambiar la cultura del ocio por la de la salud".

"La Educación Física no puede ser una asignatura más, o aislada del resto del currículum", puntualiza García, que compatibiliza el área de Educación Física con la Jefatura de Estudios del céntrico colegio público Cervantes de Valencia. Un centro heredado del franquismo, remodelado totalmente e inaugurado en 1998 por el entonces consejero de Educación y hoy presidente de la Generalitat, Francisco Camps. García y otros dos profesores forman al medio millar de alumnos (537) de Infantil y Primaria, pero cuentan con el privilegio de tener dos grandes patios con canchas -y un tercero más pequeño para los de 3 años- y tres salas acondicionadas: un gimnasio con despacho y vestidores; una luminosa sala con tatamis para la psicomotricidad; y otra para los más pequeños (con bicis, cuerdas, pelotas, botes...).

Junto a este centro público, a menos de 500 metros, está el viejo colegio público de Santa Teresa, que lleva casi diez años en espera de una reforma que le permita tener, entre otras cosas, "un patio y un gimnasio en condiciones" para sus 127 alumnos. Las obras, según Educación comenzarán el 25 de abril. Mientras tanto, Isabel Tomás, de 40 años, maestra con siete especialidades (entre ellas, Inglés además de Educación Física) y con plaza en el cole desde 1997 es el referente de los niños. "Los profesores de Educación Física no nos podemos poner enfermos", ironiza Tomás, responsable además de la nutrición de los alumnos: "Una de las apuestas del centro por educar en la salud y combatir el sedentarismo".

No obstante, para ello Tomás, ha tenido que recurrir "a la creatividad y el reciclaje de materiales". En el colegio no hay ninguna dotación de material deportivo. Ninguna. "Las pelotas para los ejercicios de psicomotricidad, habilidad, puntería o equilibrio están hechas de papel de periódico reciclado y plastificado; y la cesta, con una botella partida de plástico con asa (normalmente de suavizante) y personalizada por el niño".

Pero, además, la Educación Física "no se circunscribe a las tradicionales tablas de gimnasia" coinciden ambos. El aprendizaje de la autohigiene corporal, la conservación de las instalaciones, la actitud para ayudar a los compañeros o encarar el trabajo en equipo (cada 3 minutos o 10 cambian de pareja) son elementos centrales de una asignatura reglada por ley que no siempre ha contado con la revalorización adecuada. "Ahora es la asignatura de moda", coinciden. García va más lejos y sostiene que "debería estar globalizada con el resto de asignaturas." "Si enseño pulsaciones, hablamos de matemáticas; si trazamos una ruta ciclista, aprendemos la localización de los pueblos y montañas de la Vuelta; si dramatizamos un cuento y le ponemos ritmo, hablamos de lectura y de música...".

En la etapa de Secundaria, aunque varían los ejercicios, el enfoque es el mismo. Así lo perciben Julio Marcilla, titular de Educación Física en el macroinstituto público Benlliure (con 1.200 alumnos de todas las razas y religiones de entre 12 y 18 años), y su profesor ayudante Sergio Piqueres. Ambos, (y una profesora más) atienden al millar de adolescentes "en una etapa de desarrollo hormonal y energía", acompañada normalmente de "los complejos típicos de la edad", en grupos de 30. Las instalaciones del Benlliure, no obstante, lo permiten. Y el programa de trabajo que desarrollan, junto a las innovadoras clases de baile, lo garantizan. De hecho, este año, uno de los tres cursos de baile será de libre composición por parte de los alumnos. "A partir de las cinco de la tarde, cuando cerramos el centro competimos con la play station", admiten.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Benlliure fue otro de los centros estrella del Mapa Escolar -comprometido por el primer gobierno popular en 1996- y que pese a las críticas y batallas por el suelo ha permitido poner en marcha cerca de 400 centros nuevos, reformados o ampliados, favoreciendo la salida progresiva de las secciones de primer ciclo de ESO instaladas en aulas y gimnasios de colegios de primaria. Si bien el retraso en la recalificación del suelo y en la adjudicación y entrega de las obras escolares mantiene aún un saldo negativo. Según un estudio del PSPV en 250 centros públicos de los 1.105 que hay, el 38,8% no tenía gimnasio y otro 24% reclama al menos un patio techado para esta asignatura. A la falta de aulas se añade la masificación: la creciente curva demográfica en España (1.300 alumnos de 3 años más por curso desde 2003 en la Comunidad) y los inmigrantes en edad escolar (65.000 este año).

Y la constatación de los ministerios de Educación y Sanidad de que el 18% de los jóvenes de 18 años padece de obesidad y sedentarismo. Cifra que se eleva 24% cuando se baja a edades de entre 2 y 7 años. "La Educación Física es un arma de cohesión social y de integración importantísima", coinciden todos los docentes, para quienes "al aprender las reglas del juego, los niños y los jóvenes aprenden el respeto por los demás y por el material que usan".

El peso municipal

"El deporte en edad escolar engloba todas las actividades organizadas que se celebran fuera del programa de la asignatura de Educación Física en centros escolares, clubes, o instalaciones municipales". Según el último Censo Nacional de Instalaciones Deportivas. Comunidad Valencianas 1997, de las 4.406 instalaciones y espacios deportivos (incluidos los turísticos y residenciales), los Ayuntamientos soportan la mayor carga constructora, siendo titulares de casi la mitad instalaciones: 1.987, de las cuales el 79% son complejos polideportivos". Pero sólo gestionan el 27,85% de sus espacios. "El número de gimnasios escolares en este momento no se conoce exactamente", según explica el Centro Superior del Deporte, que cofinancia el nuevo censo.

No obstante, la apuesta por el deporte escolar, pasa según los docentes y la Confederación de AMPA Gonzalo Anaya por "una mayor coordinación entre la Administración autonómica y los municipios, para poder abrir los gimnasios más horas y en fines de semana". Hoy por hoy las actividades deportivas extraescolares las pagan las AMPA.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS