El Gobierno plantea estructuras regionales para gestionar el agua

España aconseja al Grupo de Helsinki políticas hídricas sostenibles

El Gobierno español apuesta por que las políticas hídricas estén condicionadas a la protección y a la gestión del medio ambiente. Ésta es, en esencia, la recomendación que planteó ayer España a los trece países del Grupo de Amigos del Proceso de Helsinki en el foro que reunió en Aspe a expertos en gestión del agua. España aboga, además, por crear estructuras regionales y supranacionales para afrontar la falta de agua.

Los trece países de los cuatro continentes que integran el Grupo de Amigos del Proceso de Helsinki, [plataforma supranacional que diseña nuevas políticas de gestión de agua para que este recurso llegue a todos los habitantes del mundo], aceptaron la hoja de ruta propuesta por el Gobierno español para avanzar en la consecución de una política de gestión del agua más eficiente en el mundo. El grupo recibió "con satisfacción" las recomendaciones de España en materia de agua y saneamiento, en tanto que recogen "la experiencia de este país en su dilatada trayectoria en ambos asuntos", informa Efe.

El documento español fue presentado en la sesión de clausura de este foro que promueve la democracia y el acercamiento norte-sur. La cita internacional reunió en Aspe (Vinalopó Mitjà) durante dos días a representantes de Finlandia, Tanzania, México, Brasil, Canadá, Reino Unido, Hungría, Suráfrica, Argelia, Egipto, Tailandia y Malasia.

Las recomendaciones de España apuntan a una interrelación entre las políticas hídricas y la protección y gestión sostenible del medio ambiente. Además, los consejos inciden en la necesidad de integrar a las comunidades locales en los procesos de decisión. El documento remarca que no existen soluciones "únicas" para paliar esta falta de recursos, de manera que sería aconsejable la creación deestructuras regionales y supranacionales debido a que un buen número de las cuencas hidrográficas son compartidas por distintos países.

La hoja de ruta también aboga por mejorar las capacidades humanas y tecnológicas y por aumentar la sensibilización y concienciación de la importancia que tiene este recurso. Por ello, el documento plantea que, para llevar a cabo estas políticas, es necesario "dedicar más fondos al problema del agua". Con este objetivo es oportuno estudiar posibles vías susceptibles de recaudar fondos.

Los países participantes advirtieron de que la falta de agua potable tiene múltiples efectos colaterales sociales y económicos. La consecuencia más alarmante es, según el colectivo, la mortandad infantil que alcanza entre los tres y los cuatro millones de pequeños al año. Los especialistas consideran que el 85% de las enfermedades está ligada a la ausencia de agua potable y falta de saneamiento y que un tercio de la población mundial no tiene acceso a una red de saneamiento adecuada.

El Gobierno español aprovechó la reunión para presentar la Exposición internacional de Zaragoza 2008, que se centrará en el agua y en el desarrollo sostenible. La elección de Aspe como sede de este foro responde al "ejemplo" de optimización del agua residual de su depuradora para uso agrícola y riego de parques.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de abril de 2006.

Lo más visto en...

Top 50