Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kahn acepta ser suplente en el Mundial y dice que tiene que superar "esta derrota"

Oliver Kahn, de 36 años, portero del Bayern de Múnich, 84 veces internacional, aceptó finalmente la decisión del seleccionador alemán, Jürgen Klinsmann, y se mostró dispuesto a ser suplente en la Copa del Mundo a disputar en su país. Klinsmann optó como titular por Jens Lehmann, también de 36 años, del Arsenal y 29 veces internacional. En una conferencia de prensa televisada en directo, Kahn anunció: "Es importante ir al Mundial". Así, asumió "el papel de número dos". Y añadió: "Ahora no se trata de Kahn, sino de algo mucho más grande: ganar el título".

Tres días después de la decisión de Klinsmann, Kahn respondió que se someterá a la disciplina de la selección y que no planteará el menor problema. Habló también del proceso de introspección seguido en las últimas horas: "Me metí dentro de mí, me escuché a mí mismo y me dije: 'Tengo que superar esta derrota'. Tengo una responsabilidad hacia mí mismo y hacia el equipo". Se definió como deportista: "Como tal, he de aceptar las victorias y las derrotas".

Los expertos suponen que en la determinación de Kahn han tenido un papel importante los ejecutivos del Bayern. Su ausencia supondría para él y para el club una merma importante de ingresos publicitarios. Por eso merece la pena tragarse el orgullo y aceptar ser reserva.

Eso sí, Klinsmann tendrá encima a Kahn como una espada de Damocles. Un fallo de Lehmann supondría los palos de la prensa y de la opinión pública. Más de uno se imagina ya un escenario de horrores y se pregunta qué ocurriría si en el partido inaugural, el 9 de junio, en Múnich, contra Costa Rica, Lehmann fallase mientras Kahn calentaba el banquillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de abril de 2006