Apoyo unánime en las Cortes a la continuidad del centro de RTVE

Las Cortes Valencianas aprobaron ayer por unanimidad una iniciativa firmada por los tres grupos parlamentarios, PP, PSPV y EU-L'Entesa, para apoyar el mantenimiento de los centros territoriales de Radiotelevisión Española (RTVE). El acuerdo, que fue posible gracias a una enmienda transaccional a una proposición no de ley del PP y que iba a debatirse como primer punto del orden del día, reconoce "la importante labor de servicio público" que estos centros prestan en las comunidades autónomas. Asimismo, insta a la Generalitat a pedir al Gobierno central el mantenimiento del centro territorial de RTVE y la red territorial de Radio Nacional de España en la Comunidad Valenciana, así como Hispavisión, "garantizando la prestación del servicio público" y la "continuidad de todos los puestos de trabajo".

Las Cortes también pedirán al Consell que solicite al Gobierno central que RTVE destine los recursos materiales y personales necesarios para potenciar el centro territorial de Televisión Española y las emisiones de RNE en la Comunidad Valenciana, para asegurar "la continuidad en la prestación de los servicios públicos de formación, información y entretenimiento".

Ley del Deporte

Por otra parte, el PP rechazó las enmiendas a la totalidad del PSPV y de Esquerra Unida L'Entesa a la modificación de la ley del Deporte, que el Consell justificó por la necesidad de evitar el uso partidista de los acontecimientos deportivos, aunque la oposición consideró, por el contrario, que el PP pretende precisamente todo lo contrario.

El consejero de Cultura, Educación y Deporte, Alejandro Font de Mora, dijo que el Consell se planteó modificar esta norma estatal cuando el pasado octubre, antes de un partido del FC Barcelona en el Camp Nou, se exhibió una pancarta a favor de Els Països Catalans. Algo que el PP consideró una "agresión al Estatut d'Autonomia, a la Constitución y a la sensibilidad de todo el pueblo valenciano". Y aseguró que la modificación pretende evitar el uso de los espacios deportivos "para la realización de actos de contenido políticos ajenos a los fines que le son propios".

La socialista Jeannette Segarra consideró que esta iniciativa legislativa intenta "politizar" el mundo deportivo y buscar de nuevo a los "enemigos de fuera". Y recordó que "ha habido hechos más inoportunos, ante los que el Consell ha tenido un mutismo absoluto", entre los que citó los clubes de fútbol valencianos lucieron camisetas a favor del trasvase del Ebro, las pancartas a favor del general Mena, cuando éste se pronunció en contra de la reforma del Estatuto catalán, o la que se desplegó en un partido entre en Levante y Valencia con insultos contra el joven antifascista Guillem Agulló, asesinado en abril de 1993.

Por su parte, Ramon Cardona, de EU-L'Entesa, aseguró que la iniciativa sólo pretende "generar crispación y violencia" y consideró una "infamia" comparar la pancarta del Camp Nou con la de Guillem Agulló, porque con esta última lo que se hacía era "apología del terrorismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50