Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Carreras se ha casado con la azafata Jutta Jäger

La boda se celebró en secreto hace dos meses en Ginebra (Suiza)

El tenor español José Carreras, de 59 años, se casó hace dos meses con la ex azafata de las líneas aéreas de Austria Jutta Jäger, de 45, en una ceremonia íntima en el registro civil de Ginebra (Suiza), según publica la prensa austriaca y la revista del corazón alemana Bunte.

El relato de Bunte sobre la relación y boda de Carreras con su nueva mujer podría servir de base para un culebrón venezolano. La relación viene de hace tiempo. Carreras y Jäger se conocieron hace más de 20 años en un vuelo entre Viena y Barcelona e iniciaron una relación secreta que duró de 1985 a 1991 y se mantuvo durante la enfermedad de leucemia del tenor.

Escribe la revista que Jäger se mantuvo al lado de Carreras en ese periodo, pero la relación se cortó porque el tenor no acababa de divorciarse de su mujer. Se cansó la azafata de esperar y contrajo matrimonio con Nikolaus Gassner, un comerciante con el que tuvo tres hijos en la localidad alpina de 14.000 habitantes Bludenz, en el Estado federado de Voralberg. Entretanto Carreras tampoco guardó ausencias a su antigua amante. Según Bunte, el tenor buscó consuelo con otra azafata alemana Petra Schlapp y con la modelo polaca Patrycia Wojciechowska.

La fuente de información de la revista alemana es el padre de la nueva esposa de Carreras Bertram Jäger, político democristiano del Partido Popular Austriaco (ÖVP) y ex-presidente del parlamento regional de Voralberg. Relata el progenitor que, tras 14 años, Carreras se puso en contacto con su antigua novia, que entretanto se había separado de su marido.

El encuentro se celebró en Viena, en casa de un amigo común. A partir de ahí todo fue coser y cantar. El ex-marido "no puso ninguna piedra en el camino a Jutta", que desde hace medio año vive con sus tres hijos y el tenor en Barcelona. Los niños acuden al colegio alemán, chapurrean algo de español, tienen nuevos amigos y se llevan bien con Carreras, informa el abuelo de las criaturas. El tenor se negó a confirmar a Bunte su boda, porque no habla de su vida privada, y se limitó a afirmar: "Jutta y yo nos entendemos muy bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de abril de 2006