"Rápido, rápido, que hay cola para el regalo"

Sentado en una silla de la Explanada de España de Alicante, Juan Bautista Escribano, de 78 años, ha visto pasar siete de las diez voltas a peu celebradas en la capital alicantina. "Yo vengo aquí todos los domingos desde hace mucho tiempo. He visto ya muchas voltas a peu y la de este año parece un maratón en vez de un paseo", comentó al periodista. "Oye, ¿por qué tenéis tanta prisa?", preguntó a dos chavales en la avanzadilla de la muchedumbre que participó en el paseo.

"Hay que ir rápido, rápido, que luego hay mucha cola para recoger el regalo por participar", respondió uno de ellos. El anciano echó a reír, plegó el periódico que leía y

comenzó a observar a los caminantes, ya más pausados: niños, jóvenes, familias enteras, personas mayores, españoles, algún extranjero, disminuidos físicos... Por delante de Escribano desfilar

on hasta 15.000 personas, nuevo récord de participación en esta iniciativa de la Diputación para fomentar el paseo frente al automóvil.

Una hora después de que hubieran pasado los chavales del principio, Escribano seguía mirando al gentío. Y comentando: "Esto está muy bien, pero mañana la ciudad está atascada de coches y ya nadie se acuerda de paseos. Ni de regalos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de abril de 2006.