Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El barrio de Los Berrocales tardará ocho años en empezar a edificarse

Arranca el acondicionamiento de un terreno que albergará 22.000 casas

Otro nuevo barrio en el sureste de Madrid echa a andar, aunque los plazos son más lentos que nunca. El gobierno municipal aprobó ayer el proyecto de urbanización de Los Berrocales (830 hectáreas en Vicálvaro), donde podrán vivir, allá por 2016, casi 70.000 personas. Pero antes de que las casas empiecen a construirse hay que urbanizar la zona: asfaltar las calles, construir las canalizaciones de agua, luz, gas y telefonía, etcétera. Todas esas obras costarán 623 millones y durarán ocho años, según anunció el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Los Berrocales, con 22.235 viviendas previstas -más de la mitad, de precio inferior al de mercado-, será "una de las zonas residenciales más extensas de Madrid", afirmó el alcalde. Pero también será uno de los nuevos barrios que más tiempo y esfuerzo costará levantar. Los ocho años de plazo -sólo para las obras de urbanización- que dio ayer Ruiz-Gallardón duplican los cuatro años fijados, por ejemplo, para urbanizar el vecino nuevo barrio de Valdecarros, el mayor de todos los que se construyen en Madrid (cerca de 50.000 viviendas).

El alcalde argumentó que el acondicionamiento del terreno de Los Berrocales tiene características especiales que le añaden dificultad porque "incluye el retranqueo del oleoducto Loeches-Villaverde, la construcción de las vías colectoras y de servicio de la M-45 y A-3 o los puentes que discurrirán sobre estas carreteras". Además, "se construirán dos estanques de tormentas, se soterrarán cuatro líneas de alta tensión y otra más se retranqueará a un pasillo eléctrico situado entre la M-50 y el trazado del AVE Madrid-Zaragoza".

"Este suelo no es un páramo, como sucede con otros nuevos barrios. Es una zona en la que hay que mover o modificar muchas infraestructuras antes de hacer espacio a las casas", insistió el alcalde. El proyecto de urbanización precisa que el 34% de la edificabilidad total de Los Berrocales estará destinada a actividades económicas, incluido un parque industrial y zonas de oficinas. Eso, según Ruiz-Gallardón, es imprescindible para que el barrio no se convierta en una "ciudad dormitorio". Las zonas verdes integrarán las vías pecuarias existentes y habrá un carril-bici de 30 kilómetros.

El proyecto aprobado ayer inicialmente será sometido ahora a estudio medioambiental. Si éste no impone cambios, las obras de urbanización podrían comenzar en "dos o tres meses", según explicó la coordinadora de Urbanismo, Beatriz Lobón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de marzo de 2006