Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La israelí Nilit quiere comprar una planta de la textil Torcidos

El grupo israelí Nilit presentó ayer una oferta formal para comprar una de las plantas de la textil Torcidos Ibéricos, que se encuentra en proceso de cierre. Nilit, también del ramo, se ha interesado por el centro de Puig-reig (Berguedà) y plantea recolocar a 35 trabajadores, informaron ayer fuentes sindicales tras una reunión con ambas empresas y la Inspección de Trabajo.

El cese de Torcidos, especializada en texturación y torsión de hilo, supone el cierre de los centros de Puig-reig y Castellbell i el Vilar (Bages) y dejará sin trabajo a 156 personas. Nilit se ha interesado por la planta de Puig-reig porque es de alquiler y sólo tendría que asumir el pago de la maquinaria y el portafolio de productos, cuyo precio tendrá que negociar con la comisión liquidadora de Torcidos, que no se ha recuperado de la suspensión de pagos presentada en 2004.

El grupo israelí se ha comprometido a mantener los salarios y categoría de los trabajadores que continúen en Puig-reig si fructifica el traspaso de activos.

Quedan unas de 120 personas que perderán su empleo por el cierre de Torcidos y los sindicatos reclaman una mejora de las indemnizaciones, pues por el momento la empresa ofrece la compensación mínima legal, de 20 días de salario por año trabajado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de marzo de 2006