Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa de Londres rechaza una oferta de compra hecha por Nasdaq

El mercado de valores de EE UU ofreció 3.305 millones de euros

Nasdaq, segundo mercado de valores de Estados Unidos, puso ayer sobre la mesa 4.170 millones de dólares en efectivo (3.305 millones de euros) para hacerse con el control del London Stock Exchange (LSE), la Bolsa de Londres. La plaza rechazó la oferta por considerar el precio demasiado bajo. La Deutsche Bourse y el banco australiano Macquarie también han intentado, infructuosamente, hacerse con el LSE.

La propia Bolsa de Londres desveló ayer la existencia de una oferta de Nasdaq de 950 peniques en efectivo por cada acción del LSE, lo que supone una prima del 8% respecto al cierre de mercado de la plaza londinense ayer. Es el tercer cortejo de Nasdaq, que mantuvo conversaciones con vistas a una posible fusión en 2000 y 2002. Pero ayer fue la primera vez que el mercado tecnológico neoyorquino mostró sus cartas, al poner una oferta sobre la mesa.

La oferta de compra del Nasdaq, aun siendo insuficiente para convencer a la ejecutiva del LSE, es sustancialmente superior a los 580 peniques que meses atrás puso sobre la mesa la firma financiera australiana Macquarie, y que el pasado 20 de febrero decidió retirarse de la puja porque consideró que los títulos del LSE se habían encarecido demasiado. Las acciones del LSE se han apreciado un 50% en lo que va de año.

La propuesta de Nasdaq se conoce dos días después de que el New York Stock Exchange (NYSE), la Bolsa de Nueva York, debutara en Wall Street, tras haber completado su fusión con la plataforma electrónica Archipelago. Un paso histórico que ha abierto la puerta del parqué neoyorquino a la negociación electrónica y a la posibilidad de expandirse fuera de las fronteras de EE UU, fusionándose con otras plazas bursátiles.

El LSE podría ser uno de los objetivos que baraja el NYSE, junto al Eurex, la Deutsche Bourse o el Chicago Stock Exchange. El consejero delegado de la Bolsa de Nueva York, John Thain, quiere consolidar la supremacía de la primera plaza bursátil estadounidense frente a sus rivales europeos y asiáticos, ofreciendo nuevos productos a sus clientes. Y Nasdaq no está dispuesto a quedarse rezagado.

La oferta sobre el LSE dio alas a los títulos del Nasdaq, que llegó a subir un 7,6%, con lo que superó los 42 dólares. Las acciones de la Bolsa de Londres cerraron la jornada con un alza del 7%, hasta 950,75 peniques. Hacia el final de la sesión cedía hasta 41,9 dólares. Los últimos movimientos en el sector reflejan la presión que existe sobre los parqués para consolidarse a escala internacional, ofrecer nuevos productos financieros a sus clientes y reducir costes de negociación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de marzo de 2006