Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes elige a Fernández Ordóñez para futuro gobernador del Banco de España

El PP rechaza el nombramiento del secretario de Estado de Hacienda como consejero

Tiempo de cambios en el Banco de España. A cuatro meses para el relevo oficial de Jaime Caruana como gobernador tras seis años de mandato, Pedro Solbes, vicepresidente y ministro de Economía, ha elegido a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, secretario de Estado de Hacienda, como sustituto. Este nombramiento deberá ser confirmado por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Fernández Ordóñez, que será nombrado consejero y miembro de la comisión ejecutiva, sustituirá a Julio Segura. El PP se opone a este nombramiento. "No es adecuado ni como consejero por su alto perfil político", afirman.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Madrid, 1945) es el candidato elegido por Solbes para ocupar el cargo de gobernador del Banco de España, en sustitución de Jaime Caruana. El actual gobernador tomó posesión el 11 de julio de 2000, por lo que el relevo se debe producir dentro de cuatro meses.

Solbes tiene previsto proponer el próximo viernes en el Consejo de Ministros a Fernández Ordóñez consejero de la entidad supervisora como primer paso para su futuro nombramiento como máximo responsable de la institución, según fuentes del Ministerio de Economía. Su puesto en la secretaría de Estado de Hacienda y Presupuestos pasará a estar ocupado por Carlos Ocaña. Se da la circunstancia de que en abril acaba el periodo de mandato de Juan Muñoz, consejero a propuesta del PSOE, por lo que el Gobierno tendrá que nombrar un sustituto.

El relevo se debe materializar en el consejo de gobierno del Banco de España que se celebrará el próximo 31 de marzo. En ese acto, Julio Segura deberá dimitir como consejero y miembro de la comisión ejecutiva.

La Ley de Autonomía del Banco de España estipula, en el artículo 24, que el gobernador "será nombrado por el Rey, a propuesta del presidente de Gobierno, entre quienes sean españoles y tengan reconocida competencia en asuntos monetarios o bancarios". El subgobernador "será designado por el Gobierno, a propuesta del gobernador, y deberá reunir las mismas condiciones", dice la ley.

La noticia cayó como un jarro de agua fría en el Partido Popular (PP). Miguel Arias Cañete, portavoz de la comisión de Economía del PP, afirmó ayer: "Al igual que rechazamos a Juan Manuel Eguiagaray como candidato y el PSOE hizo lo mismo con Luis Gámir porque ambos tenían un alto perfil político, Fernández Ordóñez tiene el mismo problema. Para nosotros no es válido ni como consejero. Solbes me ha asegurado que no está tomada la decisión del gobernador". Arias Cañete considera que si el Gobierno lleva adelante este nombramiento, "estará rompiendo dos principios que hasta ahora siempre se habían respetado: elegir un gobernador por consenso entre los dos grandes partidos y que no tenga perfil político". A su juicio, el actual secretario de Estado "no podrá criticar la política económica del Gobierno ni operaciones peliagudas, como OPA, etcétera".

Sin embargo, Vicente Martínez Pujalte, portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, fue menos radical. Aunque criticó que con este nombramiento el Gobierno quiera "ocupar" un gran centro de poder económico, dijo que "mucho tendrán que cambiar las cosas para apoyarle".

Fuentes de la oposición comentaron ayer que Soledad Núñez, directora general del Tesoro y consejera del Banco de España debido a ese cargo, "sería un candidato más adecuado por su perfil profesional y su mayor independencia política".

El sustituto de Caruana le reemplazará en el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), en donde España ocupa un puesto fijo junto a los gobernadores de Alemania, Francia e Italia. Los demás países ocupan lugares rotatorios. Sin embargo, no le sustituirá en la presidencia del Comité de Bancos Centrales de Basilea, ya que es un cargo nominativo.

Además de la falta de consenso sobre el nombre del próximo gobernador, aún se desconoce el candidato para subgobernador. Tradicionalmente, este cargo corresponde proponerlo, en el clima de consenso al que se refería Arias Cañete, al partido de la oposición.

Arias Cañete aseguró ayer que "no han empezado las discusiones sobre nuestro candidato. Estos días teníamos previsto abrir las negociaciones, pero todo se ha precipitado por la noticia de Fernández Ordóñez". Sin embargo, algunas fuentes señalaron a José María Marín, actual consejero a propuesta del PP, como el candidato ideal, junto a Pedro Pablo Villasante, que en la actualidad es director general de Supervisión.

El sucesor de Fernández Ordóñez en la secretaría de Hacienda y Presupuestos será uno de sus más estrechos colaboradores, Carlos Ocaña, que actualmente ocupa el cargo de secretario general de Presupuestos. A este cargo ascenderá su segunda, Dolores Beato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de marzo de 2006