Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La pacificación del País Vasco | Manifestación de la AVT

El Gobierno afirma que ayudará "a todas las víctimas", y acusa al PP de dividirlas

"Ni hemos negociado con ETA ni vamos a hacerlo", afirma el ministro Jordi Sevilla

El Gobierno ha seguido con atención las distintas opiniones de las víctimas con relación a un futuro proceso de paz, según afirmó ayer el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, al término de la manifestación convocada por la AVT en Madrid. El Gobierno "respeta todas las opiniones, seguirá apoyando a todas las víctimas y se seguirá preocupando de sus problemas", indicó. "Lo haremos porque no hay víctimas de uno y otro bando". Pero acusa a Mariano Rajoy y a José María Aznar de "dividir su dolor" para atacar al Ejecutivo. Según Moraleda, "Aznar respira rencor" y "se ha convertido en un dirigente extremista" que aspira a debilitar al Gobierno utilizando la mentira y a las víctimas.

Moraleda afirmó que el ex presidente Aznar, que ayer participó en la manifestación, "cuando era presidente fue más lejos que nadie en la expresión cuando denominó a ETA movimiento de liberación nacional vasco. También dijo que sería generoso con ETA si cesaba la violencia antes de que se produjera la tregua. ¿Por qué no dice ahora lo que decía entonces?".

En opinión del Gobierno, "Rajoy, con su actitud en la manifestación, se sitúa en la raya del respeto institucional y se ha descartado como candidato a ser presidente del Gobierno. No puede haber un presidente que divida el sentimiento de quienes han sufrido las consecuencias del terrorismo". Como colofón, el secretario de Estado reiteró que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "seguirá respetando y ayudando a todas las víctimas sin distinciones".

Por su parte, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, afirmó que la manifestación convocada por la AVT se basó en "premisas falsas", ya que "el Gobierno ni ha negociado ni va a negociar con ETA". Sevilla hizo estas declaraciones en Zaragoza horas antes de que se iniciase la marcha. Sevilla reiteró que el Ejecutivo no va a negociar con los terroristas, y pidió al primer partido de la oposición que "deje de enredar y mentir sobre este asunto".

- Blanco: El PP se manifiesta contra el Gobierno, pero no contra ETA.El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, acusó al PP de aplicar una "política preventiva" de movilizarse "contra todo", y expresó su preocupación porque "no se manifiesta en la calle contra ETA, sino contra el Gobierno socialista". "Nadie va a cambiar nuestro firme compromiso para lograr que no haya ninguna víctima más y erradicar el terror y la violencia desde el Estado de derecho, y sin cambiar ninguna ley", añadió Blanco, a quien le preocupa que "Rajoy haya decidido cerrar cualquier puerta que conduzca hacia la paz, en lugar de apoyar al Gobierno para evitar más víctimas".

- Rubalcaba. "Tres años sin muertos, tres manifestaciones". El portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que la manifestación celebrada ayer es una "paradoja", porque "llevamos tres años sin una víctima mortal y tres manifestaciones contra la política del Gobierno, una por año sin muertos". Rubalcaba aseguró que se vislumbra la paz porque "se están haciendo las cosas bien". "Somos más fuertes que nunca, más eficaces policialmente, más duros, tenemos más cooperación internacional y seríamos todavía más fuertes si el PP renunciara a hacer oposición con el terrorismo y se pusiera al lado del Gobierno", apuntó en Barberà del Valls.

- IU: "Autoridad moral de las víctimas y legitimidad del Gobierno".

Izquierda Unida-ICV ha registrado una iniciativa en el Congreso en la que pide que se reconozca "la autoridad moral de las víctimas del terrorismo" si se abre un proceso de paz, y que éstas reconozcan a su vez "la legitimidad y autoridad" del Gobierno para dirigir una "política unitaria" que acabe con el terrorismo. Esta iniciativa quiere llevar a la práctica las Propuestas del III Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo. IU quiere dejar claro el respeto y apoyo que siempre ha tenido con las víctimas de la violencia terrorista. IU defiende también que "deben ser el Gobierno y las instituciones democráticas quienes dirijan la política más unitaria, en la que no cabe la confrontación partidaria, encaminada a acabar con el terrorismo y, con ello, evitar nuevas víctimas, abriendo paso a la pacificación y normalización política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de febrero de 2006