Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Supernanny' ofrece en Cuatro "otro punto de vista" a padres apurados

Problemas habituales de conducta, objetivo de la psicóloga del nuevo programa

Rocío Ramos-Paúl se considera "firme, pero cercana y dulce". Estas características, entre otras, la han convertido en la Supernanny española. Desde hoy atiende a "familias normales que necesitan otro punto de vista de alguien con experiencia" en la educación de niños con problemas habituales de conducta, explica Paolo Nocetti, consejero delegado de Magnolia (Camera café, Tele 5). Cuatro estrena esta noche (22.35) el programa Supernanny, que junto a un debate con padres famosos y especialistas en la infancia completa una edición especial de Noche Cuatro.

Rocío Ramos-Paúl, psicóloga de 34 años, convive durante dos o tres semanas con familias en las que los más pequeños -se han fijado los límites de edad entre los 2 y los 10 años- han adquirido hábitos inadecuados (de sueño, de límites, de alimentación...). Estudia el comportamiento de padres e hijos, realiza un diagnóstico y a unos y otros impone unos deberes y marca unas pautas destinados a mejorar la convivencia en el hogar. Cada viernes, Supernanny atiende un caso concreto. En el programa no hay "ni un resquicio de frivolidad ni de entretenimiento fácil", asegura Fernando Jerez, director de antena de Cuatro, aunque "genera muchas emociones".

La Supernanny superó un casting al que se presentaron casi 400 currículos. "Era muy importante buscar la profesional adecuada", reconoce Jerez. "Sus métodos están basados en la experiencia", añade. "No hay magias ni trucos, ni esto es la botica de Rocío".

Magnolia ha adaptado Supernanny de un formato que en cadenas del Reino Unido y Estados Unidos ha convertido a la nanny Jo Frost en una gurú de padres acongojados, con libro superventas incluido. La fórmula ya se ha exportado a más de 35 países, entre ellos Francia y Alemania.

Esta noche, un debate seguirá al estreno de Supernanny. Moderado por Raquel Sánchez Silva, un grupo de padres famosos, actuales o futuros (Paloma Lago, Coral Bistuer, Laura Sánchez, Abel Antón y Nico Abad), consultará dudas con Ramos-Paúl y otro puñado de expertos.

Podrá resultar paradójico, pero Ramos-Paúl ha tenido que pedir que, como parte de la terapia, quitaran la tele en algunas de las casas que ha visitado. "Cuando la apagan, empiezan a hablar", acepta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de febrero de 2006