Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mercado de Sants abre los actos del carnaval a la espera de una reforma

Con casi un siglo de vida, el mercado de Sants dio ayer el pistoletazo de salida a los actos de Carnaval en los mercados. En las calles adyacentes se celebró el tradicional concurso de tortillas -que alcanza ya su décima edición- con premios para tres categorías: la más bonita, la más sabrosa y la más original. Este último se lo llevó Nuria Campos con su "tortilla de galeras". Posó con una sonrisa de oreja a oreja junto a una cesta llena de productos frescos, una placa con una reproducción a escala del mercado modernista, un delantal y un diploma. Como los otros ganadores, Nuria posó también para la foto oficial junto al alcalde de Barcelona, Joan Clos, y el segundo teniente de alcalde, Jordi Portabella (ERC), que escenificaron su reconciliación tras las discrepancias de los últimos días en torno al futuro del zoo de Barcelona.

Portabella aprovechó, además, para anunciar que durante 2006 el Instituto Municipal de Mercados de Barcelona concluirá el estudio comercial del mercado de Sants. Este estudio es un paso previo imprescindible para abordar la esperada reforma de este mercado, que necesita una renovación "de infraestructura y logística". En cualquier caso, la reforma quedaría fuera del presente mandato.

Hasta ahora, el Ayuntamiento ha destinado 200.000 euros para adaptar lavabos, mejorar la instalación eléctrica y ampliar las entradas. Ayer por la mañana, jueves lardero, algunos vecinos replicaban en voz baja el discurso de los políticos. "¡Qué jeta tienen!, llevamos ya 10 años esperando la reforma", protestaba una señora, que tenía un ojo puesto en Portabella y el otro en las tortillas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de febrero de 2006